El Gobierno se opone a que Telefónica abra la fibra óptica a la competencia

stop

CONFLICTO EN TELECOMUNICACIONES

El presidente de Telefónica, César Alierta

Barcelona, 05 de febrero de 2015 (18:50 CET)

Telefónica manda. Y mucho. Pese a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha recomendado que el gigante de las telecomunicaciones abra a la competencia su estructura de fibra óptica, el Gobierno no tiene previsto hacer ni un esfuerzo. El PP ha presentado en el Senado una moción que ignora las recomendaciones del macro-regulador en favor de la compañía que preside César Alierta.

El diagnóstico de Competencia no es gratuito. El dictamen se basa en las indicaciones de la Comisión Europea para el sector. Por eso, la reacción de los populares ha enervado Orange y Vodafone, competidoras que deseaban entrar en este mercado.

Argumentos del PP

Los populares argumentan que las medidas que propone la CNMC podrían acarrear consecuencias que complicarían la recuperación económica en España. Así, advierten que Telefónica podría dejar de invertir en el país durante este año alrededor de 800 millones de euros. Además, también se podrían destruir puestos de trabajo, tanto en la compañía como en las empresas que colaboran con ella para desplegar su red.

El texto añade que se producirán otras consecuencias indeseadas, como que el frenazo en la extensión de la red de fibra óptica conlleve una "España a dos velocidades, una con fibra y otra asociada a la red de cobre", en contra de la "filosofía y de la letra de la Ley General de Telecomunicaciones".

Respuesta del sector

Vodafone ha sacado a relucir su hoja de méritos frente a los populares. Señala que también invierte en redes en España y tiene empleados y que si existe competencia en el sector es precisamente por las inversiones que hacen todos los operadores. La operadora matiza, además, que tampoco comparte al cien por cien el borrador del organismo que preside José María Marín Quemada y por ello van a presentar alegaciones.

Por su parte, fuentes de Orange consultadas han declinado hacer comentarios sobre el asunto.

El PSOE, al ataque

Los socialistas han tachado de "escándalo de primera magnitud" la moción presentada por el PP. En un comunicado, el portavoz de Economía del PSOE en el Senado, Juan Moscoso del Prado, ha "exigido" al Gobierno que "que respete la independencia" de la CNMC, al considerar que el Ejecutivo ha "utilizado" al PP para promover esta moción que actúa "favoreciendo el interés particular de la mayor empresa de telecomunicaciones del país en detrimento de la autoridad que vela por la competencia".

Moscoso ha criticado que "al PP le cuesta entender, porque nunca ha creído en ello, la defensa de la competencia efectiva", al tiempo que ha considerado que "el Gobierno está siendo chantajeado" y que "está intentando utilizar los organismos reguladores al servicio de las grandes empresas".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad