El Hospital de Sant Pau, al borde del concurso de acreedores

stop

El patronato de la fundación de gestión dimite en bloque

07 de junio de 2013 (16:40 CET)

El Hospital de Sant Pau está al borde del concurso de acreedores. El Protectorado de Fundaciones del departamento de Justicia ha recomendado al patronato de la fundación de gestión del centro sanitario que solicite la suspensión de pagos. La conselleria entiende que ésta es la mejor solución para "reconducir con las máximas garantías la situación de bloqueo en que se encuentra".

El departamento que dirige Germà Gordó ha realizado esta petición mediante comunicado minutos después de que el patronato haya dimitido en bloque esta mañana. Los miembros de la dirección consideran que la situación económica y sobre todo social, a consecuencia del escándalo por la presunta malversación de dinero público que investiga un juez de Barcelona, hacen al centro sanitario ingobernable.

Imputaciones

Esta misma semana, un juez ha imputado a nueve personas vinculadas a la gestión del centro hospitalario. En concreto, el magistrado titular del juzgado de instrucción número 22, Juan Vilá Mayo, investiga --a partir de un informe de la Sindicatura de Cuentas-- supuestas irregularidades en la contratación de las obras de reforma del Sant Pau, que se ejecutaron en cuatro fases entre octubre de 2000 y mayo de 2006.

La totalidad de los miembros del Patronato de la Fundación, según una nota emitida hoy, entienden que el centro "se encuentra en una situación de bloqueo" por lo que instan a aplicar medidas urgentes "que aseguren su viabilidad futura como uno de los hospitales de referencia de Cataluña".

Plan de viabilidad


El departamento de Justicia ha querido aclarar en un comunicado que el concurso de acreedores "en ningún caso supondrá la liquidación de la Fundación, ni el cierre del centro, ni el inicio de un proceso de privatización", sino el nombramiento de administradores concursales por parte del juez para impulsar un plan de viabilidad en el hospital.

El Sant Pau tiene en la actualidad un agujero económico de casi 50 millones de euros.

Otras investigaciones

La justicia investiga desde hace meses la situación del centro sanitario. Además de las pesquisas centradas en las obras de ampliación, también se analizan presuntos pagos irregulares a altos cargos directivos y varios contratos con proveedores.

Además, la Audiencia de Barcelona reabrió hace unos meses la investigación del expediente de regulación de empleo (ERE) aplicado en el hospital por la actuación de dos altos cargos de la conselleria de Empresa i Ocupació.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad