Una franquicia de la firma de joyería Tous. Foto: Wikicommons

El laboratorio imputado en el ‘caso Tous’ vive en exclusiva de Tous

stop

El 99,95% de las joyas de oro y plata que certifica Applus son de la compañía catalana, por lo que fuentes del caso ponen en duda su independencia

Barcelona, 27 de enero de 2020 (04:55 CET)

Cuando un cliente aglutina el 99,95% del negocio de una empresa es evidente que ese cliente tiene poder sobre esa empresa. Algo así sucede con Tous y el certificador de que sus joyas sean de oro y plata de primera ley. La compañía catalana es el fabricante del 99,95% de las joyas que los laboratorios Applus se encargan de analizar y validar como reales. Ambos las dan como correctas, pero tanto la Guardia Civil como la Fiscalía ponen en duda su legitimidad e incluso las tildan de bisutería.

Los datos recaudados por el cuerpo policial a los que ha tenido acceso Economía Digital revelan que la filial de Applus que se encarga del certificado de metales preciosos inspeccionó 4,538 millones de joyas a lo largo del 2018. Pues bien, de ellas, 4,536 millones llevaban el sello de la marca Tous.​ Por este motivo, fuentes judiciales ponen en duda la "imparcialidad" de los laboratorios ante la dependencia tan grande de una sola empresa.

La mayoría de las piezas analizadas eran de plata. Hasta 4,022 millones de joyas de este metal procedentes de la firma catalana pasaron por los laboratorios de la empresa, mientras que del resto de marcas solo se inspeccionaron 113.284 unidades. Las joyas de oro alcanzaron un volumen de 514.006 unidades bajo el nombre Tous por apenas 2.047 joyas del resto del mercado.

Fuentes de Applus consultadas por este medio confirmaron que la filial Applus LGAI es la única que certifica joyas dentro del grupo en España. Sin embargo, declinaron hacer cualquier comentario sobre la dependencia generada por el volumen de trabajo generado por Tous.

"De ser condenados, el perjuicio económico es incalculable", dice la acusación popular sobre Tous

Tanto la Fiscalía como la asociación de consumidores y usuarios de joyas Consujoya pusieron en el foco a Tous y a Applus por los artículos elaborados mediante la técnica electroforming, en el que el núcleo de cada pieza es de plástico y no de un metal precioso. Ambas compañías están siendo investigadas por la Audiencia Nacional.

Fuentes de Consujoya admiten que calcular el perjuicio económico cometido es "incalculable" en caso de resultar culpables de los presunto delito de estafa, publicidad engañosa y corrupción entre particulares pues la práctica se realiza desde hace décadas.

Y Applus la conoce desde hace una década. La firma de servicios firmó en 2010 el contrato para inspeccionar y certificar toda la producción del grupo joyero en el planeta. Como se anunció en el momento del acuerdo, los laboratorios incluso destinaron a un equipo de personas en las propias instalaciones de Tous debido al elevado volumen de producción.

"Constituye el primer caso en que una empresa de certificación instala un equipo de marcado dentro de una compañía joyera, un grado de colaboración que aumentará el control de calidad del producto", presumieron entonces ambas empresas.

Tous y la técnica del electroforming

Según explica la empresa, el electroforming permite trabajar “con piezas de mayores volúmenes a la vez que ligeras y sin soldaduras”. La tecnología, añaden, está avalada “por todos los órganos técnicos de la Administración Pública” y por el laboratorio Applus, que, teóricamente, comprueba la calidad de las joyas.

“Dependiendo del tamaño, la forma y el metal precioso empleado, tal y como se prevé en la legislación, la joya podrá incorporar núcleos no metálicos que ayuden a conferir estabilidad a la pieza, manteniéndose siempre la primera ley”, sostienen. Y zanjan: “Tous comercializa diseños de joyería realizada con metales preciosos, pero en ningún caso se dedica a la venta de estos metales a peso”. Así, admiten en un comunicado la existencia de otros materiales en sus artículos.

El electroforming "no se utiliza en ningún caso con el oro", dicen desde Tous

La técnica se utiliza con la plata pero "en ningún caso con el oro", defendieron los representantes de la empresa. Fueron las explicaciones que la compañía dio en una vista celebrada la pasada semana a la Fiscalía mientras declinó contestar a la abogada de Consujoya, Magdalena Entrenas, personada como acusación popular.

En declaraciones a los medios de comunicación, Entrenas aseguró que Tous no comete "un fraude, sino una estafa" ya que la técnica utilizada, a su parecer, "es absolutamente ilegal". "Las marcas son una cosa, y el material y el mensaje que se trasmite al consumidor, otra", añadió. La letrada zanjó su acusación aseverando que la normativa dispone que "cualquier objeto que se fabrique en metal precioso tiene que mantenerlo en todo su cuerpo". Además de un delito de publicidad engañosa, Consujoya también pide una presunta estafa continuada, falsedad documental y corrupción en los negocios.

 

Hemeroteca

Tous
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad