El nuevo obstáculo del soberanismo: el acuerdo comercial de EEUU con Europa

stop

FLUJOS ECONÓMICOS

Rajoy y Obama, en su encuentro en Washington./EFE/Ron Sachs

06 de mayo de 2014 (22:17 CET)

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España está volcada en el servicio a las empresas españolas y norteamericanas, que pueden vivir una etapa de oro si aprovechan las oportunidades. Tras el viaje del presidente Mariano Rajoy a Estados Unidos, y su visita a la Casa Blanca, para reunirse con el Presidente Barack Obama, el lobby empresarial que preside Jaime Malet, prepara unas jornadas internacionales en Madrid para principios de junio en la que se detallará “las mejoras que introducirá el Tratado Transatlántico de Libre Comercio (TTIP, por sus siglas en inglés) para las compañías españolas y estadounidenses que ya operan en ambos mercados”.

En las jornadas se ha volcado la CEOE que preside Juan Rosell, además del Gobierno español, y la embajada de Estados Unidos. España puede ser uno de los grandes beneficiarios de ese acuerdo comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos, cuya previsión es que esté listo a finales de 2014. El propio embajador de EEUU, James Costos, habla de unos 3.000 millones de euros de negocio para las empresas españolas, y unos 24.600 millones si se tiene en cuenta el conjunto de la Unión Europea.

¿Catalunya, fuera de la UE?

Y, dentro del conjunto de las empresas españolas, Catalunya puede jugar un papel relevante, teniendo en cuenta que del total del sector exportador español representa un 26%. Por ello, el Gobierno que preside Mariano Rajoy, quiere hacer bandera de un acuerdo que tiene ahora un valor muy concreto: hacer ver al movimiento soberanista que a Catalunya no le interesa para nada quedar fuera de la Unión Europea, en caso que mantenga su apuesta por la independencia.

Porque una de las ventajas de ese acuerdo comercial es la eliminación de tasas y aranceles, en Estados Unidos y en Europa. Y las empresas catalanas, aún siendo competitivas, no podrían aprovecharse de ello si Catalunya sigue su camino hacia la independencia y queda fuera de la UE. El Govern catalán que preside Artur Mas, sin embargo, sigue considerando que todo eso no está claro, y que la Comisión Europea no dejaría a Catalunya fuera de las instituciones europeas, o, en todo caso, quedaría fuera por un espacio de tiempo muy corto. Pero no es eso lo que defienden los mandatarios de las instituciones europeas.

La apuesta del embajador James Costos


La Cámara de Comercio de Estados Unidos, en cualquier caso, apuesta fuerte por ese acuerdo comercial, y por una relación económica mucho más estrecha con Estados Unidos. Para ello, ha puesto en marcha un magazine digital, Be linked, con el que pretende estrechar las relaciones empresariales entre los dos países. En su primera edición, el embajador norteamericano, James Costos, destaca el salto de las empresas españolas en el último año.

Las exportaciones de bienes españoles a Estados Unidos se incrementaron en 2012 un 14,2% interanual. España es ya –y por ello el acuerdo comercial con Europa le puede llevar a escalar posiciones-- el noveno país por inversión en Estados Unidos, según los datos de 2012, con un total de 51.894 millones de dólares.

Por delante tiene a Reino Unido, el primer inversor en la economía norteamericana, con 564.714 millones de dólares. Y le sigue Japón, Alemania, Canadá, Francia, Holanda, Irlanda y Suiza. Pero por detrás de España se sitúan países de la envergadura de Australia, Bélgica, Suecia, Italia, Noruega y México, que cierra esa lista privilegiada de 15 países con una inversión de 29.175 millones de dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad