'El Punt Avui' echa a 45 periodistas tras cerrar su redacción de Barcelona
stop

'El Punt Avui' presentará este martes el ERE mientras desmantela su redacción de Barcelona

Madrid, 19 de enero de 2018 (04:55 CET)

Tras dejar en suspenso el ERE para salvar la cobertura de la campaña electoral del 21-D, Hermes Comunicacions, la empresa editora del periódico El Punt Avui retoma los planes para despedir a parte de la plantilla.

La compañía presentará el próximo martes 23 un expediente de regulación (ERE), el quinto desde 2010, al poco tiempo de adquirir el histórico diario Avui para fusionarlo después con El Punt.

Tras diez días de consultas con los representantes sindicales, el 2 de febrero Hermes comunicará la cifra definitiva de trabajadores que perderán su empleo en un rotativo que recibió en 2016 un total de 2,53 millones de euros en publicidad institucional, más de lo que reciben diarios con mayor difusión.

Amenaza de hasta 80 despidos

En noviembre, Joan Vall i Clara, consejero delegado de la empresa, comunicó de forma informal a la plantilla que el ERE afectaría a 91 trabajadores, el 40% de la plantilla, y anunció una rebaja salarial del 10% para los que conserven el empleo. Posteriormente rebajó la cifra de despedidos a 80 empleados.

La combatividad de la plantilla, que amenazó con una huelga durante toda la campaña electoral, llevó a la compañía a parar el expediente, pero una vez finalizado el periodo electoral la amenaza de despidos ha regresado.

Hermes Comunicacions echará el cierre a la redacción de 'El Punt Avui' en Barcelona el 31 de enero

Mientras negocia con el comité el ERE, Hermes Comunicacions desmantela la redacción de Barcelona, que deberá estar cerrada el próximo 31 de enero, último día que la empresa tiene en alquiler el local, en el 284 de la calle Diputació. Todos los trabajadores de la capital catalana teletrabajarán desde ese día, aunque parte de la plantilla ya ha abandonado el inmueble.

Sin traslados forzosos a Girona

La presión sindical también ha facilitado que Hermes diera vuelta atrás a su intención de trasladar de forma forzosa al personal administrativo de la redacción de Barcelona. Finalmente esta parte de la plantilla teletrabajará, como los redactores, y en todos los casos la empresa pagará los gastos de internet y teléfono.

La editora de El Punt Avui justificó inicialmente el ERE por el bloqueo de subvenciones a la prensa en catalán, fruto de la intervención de las cuentas de la Generalitat por parte del Gobierno. En las últimas semanas, sin embargo, el Ejecutivo ha desbloqueado los pagos tanto por la edición impresa como por la versión digital.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad