Ana Botín, presidenta del Banco de Santander

El Santander reconoce que el coronavirus tendrá impacto en sus cuentas

stop

La entidad que preside Ana Botín envió un informe a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU donde advierte a sus inversores del efecto del Covid-19

Madrid, 09 de marzo de 2020 (11:37 CET)

Banco Santander se ha sumado a otras entidades financieras y ha alertado a sus inversores sobre el impacto que tendrá el coronavirus en los resultados del ejercicio 2020. El banco que dirige Ana Botín ha reconocido en su informe anual, remitido a la Comisión del Mercado de Valores de EEUU que la epidemia, que suma más de 600 contagios en España y 17 víctimas mortales, pueda afectar "negativamente" a las cuentas. 

El Santander advierte que desde que surgió la epidemia a finales del pasado diciembre en Wuhan, China, y su extensión a otros países -el más afectado en Europa es Italia con más de 7.000 contagios-, este escenario "podría causar la interrupción de la actividad económica regional o global", lo que podría afectar a las operaciones del grupo. 

Asimismo, la entidad especifica que el impacto en los resultados "dependerá de los desarrollos futuros", y señala la incertidumbre y la falta de predictibilidad, "incluida la nueva información que pueda surgir sobre la gravedad del brote y las acciones para contener el virus" como factores determinantes. 

A finales de febrero, el Santander ya pidió a sus trabajadores evitar desplazamienntos que no fueran urgentes o necesarios. También resaltó su constante monitoriación de la situación para informar a la plantilla de los distintos países en los que opera, desde Europa hasta sus filiales en América.

Las medidas de la banca contra el coronavirus

BBVA también alertó hace una semana del impacto del Covid-19 en sus resultados. El banco que preside Carlos Torres señaló que el la epidemia puede afectar tanto "a la producción industrial" como a las "cadenas de suministro", así como a la "confianza de los inversores y el gasto de los consumidores". 

También emitió una serie de recomendaciones a sus trabajadores, entre las que se incluyen las últimas novedades que ha ido publicando casi a diario la Organización Mundial de la Salud (OMS). Precisamente, este organismo declaró la alerta mundial ante la propagación del coronavirus a más de una veintena de países. 

Bankia, por su parte, creó un grupo de trabajo para realizar un seguimiento exhaustivo de la enfermedad. Además solicitó información a sus empleados sobre sus desplazamientos a zonas de riesgo para tener un mayor control sobre el estado de salud de su plantilla. Bankinter, por su parte, comunicó que sigue en todo momento las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias que dirige Fernando Simón, responsable de la Comisión que ha creado el Ejecutivo de Pedro Sánchez para el seguimiento diario del brote. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad