El consejero delegado de Enel, Francesco Starace

Enel da el golpe definitivo a la independencia de Endesa

stop

El consejo de administración tiene listo el plan para dividir los activos de la eléctrica española y asumir su control

30 de julio de 2014 (21:06 CET)

Enel, empresa semipública de Italia, ha dado el golpe definitivo a la independencia de Endesa, que opera un sector, el de la energía, estratégico para cualquier país. El consejo de administración reunido este miércoles ha visto el plan que troceará el negocio del otrora grupo español para que dependa directamente de Roma.

Los dueños italianos ya recalificaron como globales las funciones que desempeñan Endesa y sus filiales internacionales. En la práctica, la firma que preside Borja Prado ha cedido poco a poco el control operativo a Enel. Un hecho simbólico es que los resultados anuales se presentan en la sede del conglomerado transalpino.

Exclusión en bolsa


El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, tiene la intención, manifestada al órgano de gobierno, de integrar los negocios de Endesa para lograr una administración del grupo más ágil. La opción de segregar los activos españoles abriría una oportunidad para poner punto y final a la trayectoria de la española en bolsa.

Necesariamente habría que valorar la compañía para compensar a los accionistas que poseen el 8% de free float. Algunos analistas consultados aseguran que esta maniobra no necesariamente debería terminar en exclusión. Enel podría compensarles con el pago de un dividendo adicional o con más acciones de Endesa.

Futuro de la plantilla

El desplazamiento del núcleo de decisión de Madrid a Roma viene de lejos. Concretamente de 2006. Lo acontecido en los últimos meses es que el proceso se ha acelerado y culminará en pocos días. Otra incógnita que cabrá despejar es el futuro de la plantilla en los servicios centrales de Endesa, que estará sobredimensionada cuando Enel finalice la reestructuración.

El troceo de Endesa coincide con el anuncio de unos resultados afectados seriamente por la reforma energética del Gobierno. Esta realidad no sólo salpica a la filial de Enel, también ha impactado con contundencia en Iberdrola y Gas Natural. En concreto, Prado ha presentado un beneficio semestral el 31% menor. En Latinoamérica la caída ha sido del 52%.

Resultados


Estos saldos menores han provocado que el consejo de Enel avanzara su reunión a ayer miércoles para tomar una decisión inmediata sobre Endesa. El plan se podría anunciar en las próximas horas. Starace reconoció a algunos directivos, días atrás, que la reorganización estaría lista a finales de julio.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad