Escofet salta del pavimento de Barcelona al de México y Catar

stop

La firma, que exporta su modelo de negocio a 40 países, ingresa ya el 60% de fuera de España

en Barcelona, 05 de junio de 2015 (23:00 CET)

Tiene 129 años. Casi nada. Y su nombre está muy relacionado con el de Barcelona. Escofet es una compañía que ha pavimentado, prácticamente, la capital catalana. Sin embargo, ahora el 60% de los ingresos de la firma y proceden de fuera de España. Aunque del 40% restante que obtiene del mercado nacional, Barcelona representa ahora un 70%.

Con la crisis, la necesidad de compensar la caída interna con la internacionalización aumentó. Por ello, aunque Escofet ya había entrado hace años en Francia y otros países, ahora ya exporta sus producto a casi 40 países. Y entre los que más fuerza han ganado recientemente han sido los Emiratos Árabes y México. "Nuestra idea es replicar el modelo de Barcelona allí", detalla el director general de Escofet, Marcos López Antich.

Mercados con gran proyección

La compañía habría hace tres años una filial en México, la única que tiene fuera de Cataluña. Tiene un centro de producción en el Caribe, desde el que pretende poco a poco ir abriéndose paso en Latinoamérica. "Cuesta más hacer urbanismo público en Suramérica que en Europa. Es una cultura diferente y el uso del espacio púbico también. Además con las altas temperaturas de algunos destinos es difícil poner bancos", explica López Antich sonriendo.

Por ello, los proyectos en México se basan, sobre todo, en construcción de fachadas para hoteles y algo de mobiliario urbano. De momento, asegura el director general de la firma, queda mucho por hacer en el país. Y aunque ahora esta filial ya factura dos millones en poco tiempo, podría dar un salto mucho mayor y facturar 20 millones en los próximos tres o cuatro años.

El año de Catar

Y si América del Sur es uno de los focos, Catar es otro. La compañía ya está presente en Arabia Saudí desde hace un lustro pero este año cuenta con proyectos muy potentes. "Éste es el año de Catar para nosotros", subraya López Antich. La compañía será la encargada del mobiliario urbano de la nueva Education City, haciendo las calles, los bancos, las aceras, etc.

Llegar a las ventas máximas gracias a otros países

Porque el mercado nacional ha caído hasta niveles impensables. Y las ventas en el exterior permiten que el descenso sea menos pronunciado. Ahora, por ejemplo Escofet factura 12,5 millones de euros, cuando en otras épocas de esplendor ingresaba 22 millones. En España, asegura López Antich, el urbanismo está muy desarrollado y se cuenta con numerosas infraestructuras.

"Hemos llegado a tocar suelo. Llevamos desde 2007 reduciendo la actividad y ahora la situación irá mejor pero no se sabe con qué rapidez creceremos. Aspiramos a los niveles que llegamos a tener pero de una forma diferente. Ahora si los alcanzamos será por otros mercados y no por el nacional", añade.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad