Fagor rechaza las ayudas públicas por insuficientes

stop

La compañía no acepta la subvención de la Diputación e incluirá a Edesa en el concurso de acreedores

12 de noviembre de 2013 (17:57 CET)

El fabricante vasco de electrodomésticos Fagor ha rechazado las ayudas de la Diputación de Vizcaya, que había ofrecido tres millones de euros para salvar la planta de Edesa, dedicada a la fabricación de termos eléctricos.

La compañía, que agradeció la buena voluntad de la Diputación, ha anunciado este martes que las ayudas ofrecidas no garantizan, por sí solas, la viabilidad de la planta. "El Consejo Rector de Fagor Electrodomésticos-Edesa ha decidido, tras realizar un profundo análisis de la situación de Fagor Electrodomésticos y Edesa, no acogerse a las ayudas forales propuestas por la Diputación de Bizkaia", aseguró la empresa en un comunicado.

Concurso internacional

De esta forma, Edesa también será incluida en el concurso de acreedores que la cooperativa presentará en los próximos días. Edesa, con algo más de 200 trabajadores, es una excepción dentro de la red de cooperativas vascas, puesto que sus trabajadores eligieron cotizar a la seguridad social y no al sistema privado de cotizaciones.

La compañía ya ha presentado concurso de acreedores para sus filiales polaca (Mastercook) y la francesa Fagor Brant.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, dijo que intentrá "minimizar el impacto social y económico" del cierre de Fagor.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad