Isidro Fainé y José María Álvarez-Pallete, presidentes de La Caixa y de Telefónica. EFE

Alianza Fainé-Pallete: La Caixa escala posiciones en Telefónica

stop

Criteria, el holding de La Caixa, llega al 0,65% de Telefónica y sigue comprando acciones de la compañía mientras deshoja la margarita de Saba y Cellnex

Barcelona, 05 de junio de 2018 (04:55 CET)

Espaldarazo de Isidro Fainé a José María Álvarez-Pallete. La Fundación Bancaria La Caixa tiene cerca de 4.000 millones de la venta de Abertis disponibles para inversiones. Mientras deshoja la margarita de Sabaen pocos días debe decidir si compra el 49% que no posee o vende su participación– y descarta lanzarse a por la mayoría de Cellnex, por ahora ha encontrado un sitio donde invertir y buscar dividendo: Telefónica.

A mediados de mayo se conoció que Criteria, el holding de participadas de La Caixa, había comprado el 0,4% de Telefónica por unos 160 millones de euros. Pero no lo dejó ahí. Desde entonces ha seguido comprando acciones de la compañía y ya acumula el 0,65% de su capital, según ha podido saber Economía Digital.

Tampoco se va a quedar solo con el 0,65%. Criteria ha comprado aprovechando que la acción de Telefónica, como prácticamente todo el IBEX, está barata, y lo va a seguir haciendo, si bien las fuentes financieras consultadas no precisaron hasta qué porcentaje. Desde la sociedad que agrupa las participadas de La Caixa no hicieron comentarios.

La Caixa es accionista de Telefónica de forma directa y a través de Caixabank, que tiene el 5%

Se puede dar el caso de que Criteria llegue a rivalizar con Caixabank, de la que es principal accionista con el 40%, por sus posiciones en Telefónica. El banco que preside Jordi Gual es el tercer accionista de la teleco con el 5%, ligeramente por detrás de Blackrock y de BBVA. De hecho, de seguir comprando paquetes, La Caixa puede convertirse en primer accionista de Telefónica de forma indirecta.

Otra opción sería que Caixabank vendiera la participación en Telefónica a Criteria, algo que ya hizo con la gran mayoría de su cartera industrial. No obstante, esta opción no parece estar ahora mismo sobre la mesa, pues no gusta al BCE. Además, desde el punto de vista del banco, que tiene otros accionistas, no es buen momento para vender acciones de la compañía de Álvarez-Pallete.

La Caixa estudia posibles inversiones

Criteria ha invertido en las últimas semanas unos 220 millones en Telefónica. Ha hecho estos movimientos con cierto sigilo mientras los mercados esperan ver qué estrategia de inversión sigue para rentabilizar la venta de Abertis. De hecho, ha creado una comisión para estudiar las inversiones, presidida por el propio Isidro Fainé.

Con la estrategia a medias, La Caixa tiene que decidir en los próximos días qué hace con Saba. El 12 de junio celebra una junta en la que, se supone, debe llegar con el pescado vendido. Está a la espera de que se presente alguna oferta por el 100% de la compañía de aparcamientos que preside Salvador Alemany. Si algún fondo da el paso, y la oferta es atractiva, Criteria venderá el 50,1%, ya que es una inversión con una previsión de dividendos modesta.

Si no se presenta ninguna oferta atractiva por Saba, entonces se planteará comprar, siempre y cuando el valor de la compañía no supere los 1.000 millones de euros. Así, la inversión de La Caixa no llegará a los 500 millones.

Cellnex y Saba no son inversiones que arrojen dividendo, mientras que Telefónica es un valor seguro para La Caixa

Respecto a Cellnex, se rumoreó que podía aprovechar la venta de Abertis para tomar una posición fuerte –actualmente Criteria controla el 5% de la compañía–. No obstante, el acuerdo para que sean los Benetton quienes se queden con el 29,9% de la compañía de torres de telecomunicaciones enfrió esa opción.

Si quiere lanzarse a por Cellnex, ahora tiene una oportunidad, después de que Abertis lanzara este lunes una colocación acelerada del 4,1%. Fuentes del mercado descartan que Criteria acuda a la misma, ya que suelen ser los bancos de inversión los que aprovechan las colocaciones con descuento para tomar posiciones y vender en un momento mejor.

La realidad es que ni Cellnex ni Saba encajan ahora mismo en lo que busca La Caixa: inversiones rentables que den dividendo para alimentar la que es una de las mayores obras sociales del mundo. Con unos beneficios de 3.132 millones de euros, Telefónica tiene mucha mayor capacidad de dar dividendo. El previsto para este año, de 0,4 euros por acción, supone una remuneración del 5% del valor de la acción.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad