Fallece Esther Tusquets, la confidente de la 'Gauche Divine'

stop

La editora de Lumen durante casi 40 años, muere de una pulmonía después de arrastrar la enfermedad de Parkinson

La editora Esther Tusquets

23 de julio de 2012 (11:22 CET)

Esther Tusquets (Barcelona, 1936), una de las grandes editoras catalanas, ha fallecido a los 75 años en el hospital Clínico de Barcelona por una pulmonía, aunque su salud ya se había deteriorado, después de arrastrar la enfermedad de Parkinson. La escritora y editora dirigió con mano de hierro la editora Lumen, que había comprado su padre, durante casi 40 años.

Publicó su primera novela en 1978, El mismo mar de todos los veranos. Le siguieron otras obras, como El amor es un juego solitario y Varada tras el último naufragio, que integran La trilogía del mar. Pero en los últimos años se había revelado como la gran confidente de la burguesía barcelonesa, principalmente de la Gauche Divine, el testimonio de una época oscura, en la que su propia clase social había convivido con el franquismo.

Fruto de su experiencia, y con un tono mordaz y nada complaciente, escribió tres libros de memoria: Confesiones de una editora poco mentirosa, Habíamos ganado la guerra y Confesiones de una vieja dama indigna. En ellos deja constancia de su mala relación con su madre, de sus amoríos y sus esfuerzos profesionales por mantener la editorial Lumen, sin evitar pullas y ácidas críticas a sus compañeros de las editoriales y aquellos hijos de la burguesía, que, como ella, protagonizaron la Gauche Divine.

Para dulcificar algunos hechos, o contrastarlos desde otra visión, Esther Tusquests había escrito recientemente Tiempos que fueron, escrito a cuatro manos con su hermano, el arquitecto, diseñador y también escritos Oscar Tusquests. Los dos recordaban como sus padres les dejaban solos, junto al servicio, en un hotel de la Costa Brava en las temporadas de verano, del que guardaban sus mejores recuerdos infantiles.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad