Carlos M. Jarque, primer ejecutivo y CEO de FCC

FCC pierde 17 millones por minusvalías de Globalvía, dotaciones y efecto divisa

stop

El ebitda retrocede un 9% por las provisiones en el área de Construcción y la demora en en el cobro de obras terminadas

Madrid, 05 de mayo de 2016 (08:50 CET)

FCC cerró el primer trimestre con un resultado neto negativo de 16,7 millones de euros debido al impacto negativo de las actividades interrumpidas de 7,3 millones de euros, derivado del cierre de la venta de Globalvía, a la dotación extraordinaria de provisiones al área de Construcción por 9,1 millones de euros y los 10,9 millones de eurosnegativos por diferencias de cambio de moneda.

Ajustado por estos efectos extraordinarios, la empresa controlada por el magnate mexicano Carlos Slim hubiera arrojado un resultado neto positivo en 10,6 millones de euros, en un entorno en el que el sector de la construcción muestra contracciones significativas. 

Los ingresos caen casi un 7%

La menor actividad del área de Construcción se ha traducido en una caída de los ingresos de un 6,8% hasta los 1.382,1 millones de euros. Por zonas geográficas, la actividad internacional crece hasta alcanzar el 47,8% del total de la cifra de negocio. 

El resultado bruto de explotación (ebitda) asciende a 153,6 millones de euros, lo que representa un retroceso del 9,3% respecto el año anterior, debido principalmente a la dotación extraordinaria de provisiones al área de Construcción, así como por la falta de contribución al resultado derivado de la terminación de obras. 

Actividades medioambientales copan el 91% del ebitda

En el ebitda destaca la contribución y el peso de las actividades medioambientales (Servicios y Agua) que representan un 91,3% del resultado bruto de explotación, lo que mantiene un alto grado de estabilidad y visibilidad, tanto del conjunto de la cuenta de resultados como del flujo de caja generado.

Tras la ampliación de capital por un importe de 709,5 millones, FCC lograba un nuevo avance en el proceso de consolidación y optimización de la estructura de capital. Así, la deuda financiera neta se reduce en 771,7 millones de euros respecto el cierre del ejercicio 2015, hasta 4.702 millones, por el efecto de la ampliación y por la contención de los gastos, el control de las inversiones, la venta de Globalvía y las medidas para preservar y mejorar la generación de caja. 

Cartera estable en 32.500 millones

Al cierre del trimestre, la cartera de pedidos permanecía prácticamente como un año antes hasta alcanzar los 32.385 millones frente a los 32.500 millones de finales de diciembre de 2015.

Por lo que a los gastos financieros se refiere, aumentan un 8% interanual, hasta los 93 millones de euros en el trimestre, como consecuencia de menores ingresos financieros y una mayor actualización de provisiones financieras.

El importe de este periodo incluye 6,3 millones de intereses devengados capitalizables correspondientes al llamado Tramo B del crédito sindicado corporativo, sin efecto en la caja del Grupo.

Este resultado no recoge efecto alguno del proceso de subasta holandesa acordado con la mayoría de las entidades tenedoras de la deuda bancaria denominada Tramo B. Dicha operación se ha completado según lo previsto en el pasado mes de abril y su efecto será recogido en los resultados del segundo trimestre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad