Ferrovial reconoce unas pérdida de 124 millones por las autopistas quebradas

stop

El apunte en libros consolidados corresponde a los proyectos de la R 4 y la AP 36

El presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, y el aeropuerto de Barajas | ED

10 de agosto de 2014 (18:23 CET)

Ferrovial ha admitido que la quiebra de las autopistas le ha dejado, por el momento, un agujero de 124 millones de euros. Así lo ha apuntado en los libros consolidados, según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Corresponden a los proyectos de la R 4 y la AP 36, la denominada autopista Madrid-Levante.

El grupo constructor de la familia Del Pino reconoce que hasta el pasado 30 de junio la radial 4 de Madrid le ha generado una depreciación contable de 69 millones, mientras que el importe negativo de la vía entre Ocaña y La Ronda es de 55 millones.

Deuda total


Las pérdidas podrían ser mayores, ya que la deuda supera los 1.100 millones. Su futuro no es claro. Los acreedores, varias entidades financieras, básicamente, pueden llegar a un acuerdo o que el proceso concursal acabe en la liquidación, una alternativa por la que Ferrovial perdería el control de las autopistas.

El Gobierno anunció el pasado abril que salvará rutas quebradas con la integración de todas ellas en una empresa pública. Al proyecto le falta el visto bueno final de las concesionarias, constructoras y bancos implicados en las infraestructuras. Especialmente de los últimos, ya que deberían aplicar una quita del 50%. 

Junta de acreedores

Por el momento, la iniciativa del ministerio de Fomento no se ha concretado. Las negociaciones siguen su curso y hasta después de vacaciones no se sabrá el futuro de las autopistas. La abogacía del estado pidió posponer la celebración de la junta de acreedores de la autopista Madrid-Levante, controlada por Ferrovial y Sacyr, el próximo 19 de septiembre. Entonces, se deberá decidir en qué dirección avanza el concurso.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad