Fira Barcelona aguanta el tipo en 2012 y augura un 2013 más pesimista

stop

RESULTADOS

La dirección de Fira BCN: Miquel Valls, Xavier Trias, Josep Lluís Bonet y Agustí Cordón

11 de diciembre de 2012 (14:00 CET)

“Este 2012 hemos cumplido el presupuesto. En un momento de crisis, hemos mantenido el tipo”. Con estas palabras, el presidente del consejo de administración de Fira Barcelona, Josep Lluís Bonet, ha resumido este martes el ejercicio que está a punto de cerrar. A pesar de la recesión económica, los 60 salones organizados han reportado a la institución unos ingresos de 114,9 millones de euros y unos beneficios antes de impuestos (Ebitda) de 11 millones, frente a la facturación de 114,1 millones y el Ebitda de 11,1 del ejercicio anterior. El único gran objetivo económico que no han podido alcanzar es la previsión de ganar el 13% más. Asimismo, afirman que la caída de Spanair no ha afectado las cuentas de la entidad porque ya habían provisionado la inversión de 35 millones de euros realizada en la aerolínea.

Pero en 2013 el escenario cambiará. El director general de Fira, Agustín Cordón, ha afirmado que prevén que la facturación decaiga hasta niveles de 2010: esperan ingresar 105 millones de euros. Celebrarán menos salones (cinco, concretamente) y, previsiblemente, ganarán menos con ellos. “Estamos en un entorno de recesión económica”, recuerda el directivo.

Y eso que organizan ferias de importancia global como el congreso mundial del móvil (Mobile World Congress), que en febrero se trasladará al recinto de Hospitalet del Llobregat (Barcelona), en el que gana espacio de exhibición; la segunda edición del MIHealth Fórum, dedicado a las novedades tecnológicas de medicina; o el Smart City Expo, sobre ciudades inteligentes. En el otro lado de la balanza, dejarán de celebrar otros sectores sectoriales como Expoquímica, que son trianuales y tienen un nivel de actividad importante.

Grandes retos


La cúpula de Fira Barcelona empezará el año con grandes retos sobre la mesa. De entrada, tiene pendiente cerrar el acuerdo económico para que Reed Exhibitions deje de cooperar en la organización de uno de sus salones estrella, Alimentaria. Cordón ha eludido dar detalles sobre las conversaciones, se ha limitado ha señalar que la feria “se hará sin ningún problema” y que colaboran con la empresa inglesa en la celebración de la feria Eibtm, dedicada al sector de los profesionales de los viajes de empresa, convenciones e incentivos. 

Tampoco ha detallado si el pronóstico pesimista del próximo ejercicio provocará una reestructuración en la estructura de la institución. El director general ha asegurado que en 2013 hará “lo que sea necesario para cumplir con los objetivos” económicos que se han marcado.

Renovación del consejo

En este contexto, el liderazgo de Cordón y Bonet de Fira Barcelona se prolonga. Según los estatutos de la institución, el próximo 31 de diciembre finalizaba el mandato de parte del órgano de gobierno. “Tenemos tiempo para proponer a un nuevo consejo hasta el próximo consejo, que se celebrará en junio”, ha afirmado el vicepresidente de la institución, Miquel Valls. Aunque la nuevo cúpula podría llegar antes, tal y como añade el también presidente de la Cambra de Comerç de la capital catalana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad