Mikhail Fridman, propietario de Letterone.

Fridman calma al mercado: quiere cerrar el acuerdo en menos de 4 días

stop

La cadena de supermercados DIA confía en anunciar el acuerdo entre Mikhail Fridman y la banca antes del viernes por la tarde

Barcelona, 16 de julio de 2019 (17:20 CET)

En DIA parece que nunca llega la calma. Pese al pacto con la banca firmado in extremis, tras el visto bueno de Banco Santander, los sustos no han dejado de llegar. Primero fue ante el amago de Mikhail Fridman, dueño de Letterone, de romper el acuerdo y este lunes ha llegado otro amago tras agotar el tiempo para cumplir con lo pactado.

Pero el acuerdo, aunque fuera de plazo, llegará. Así lo confirman fuentes de la cadena de supermercados, que tienen previsto que sea antes del viernes 19 cuando se anuncie que la negociación de las condiciones suspensivas del pacto entre accionistas (Fridman) y acreedores ha llegado a buen puerto. 

Las mismas fuentes se refieren a la comunicación enviada a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como una mera formalidad, al mismo tiempo que descartan cualquier riesgo. Descartan que el mercado cierre el próximo viernes sin que DIA haya cerrado el acuerdo.

El incumplimiento con los tiempos, explican, responde a la complejidad de cerrar un acuerdo conjunto con el pool de entidades acreedoras, compuesto por bancos como el Santader y BBVA como entidades españolas más expuestas. También figuran, desde el 18 de junio, siete hedge funds que también quieren suscribir la nueva aportación de fondos en la compañía. 

La compañía española afronta con tranquilidad las próximas semanas, en las que además debe hacer frente al pago de 305 millones de euros de una emisión de bonos que cotiza en Irlanda.

Fridman pondrá 490 millones (pero se guarda otros 200 millones)

El acuerdo, de acuerdo al hecho relevante enviado el pasado 26 de junio, se divide en dos partes: 490 millones de la ampliación de capital que suscribirá Letterone y 80 millones para las líneas de confirming y factoring (dinero para proveedores) que suscribirán los bancos.

Pero este acuerdo es mucho más amplio. El pacto acordado incluye otros 100 millones extra en la ampliación de capital que están sujetos a los accionistas minoritarios y "al apetito del mercado", según aseguraron la noche que se cerró el acuerdo con los acreedores.

También están pendientes otros 200 millones de euros de préstamo participativo a tres años que también correrá a cargo de Fridman. Ambas partidas no se desbloquearán hasta que los 570 millones no estén sobre la mesa antes de que termine la semana.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad