Un rider de Glovo en Madrid. Foto: EFE/CP

Glovo se expande en España de manera invisible en 40 ciudades

stop

La compañía idea un nuevo modelo en ciudades pequeñas, donde aporta su tecnología y no sus repartidores para el servicio de entrega a domicilio

Barcelona, 16 de julio de 2019 (14:48 CET)

Glovo, la app que permite a los usuarios recibir y enviar al momento cualquier producto dentro de una misma ciudad, ha abierto su plataforma a establecimientos con repartidores propios en más de 40 ciudades españolas. La compañía trata de aportar a los diferentes partners con los que colabora su plataforma tecnológica, pero no los riders, que en este caso corren a cargo de los restaurantes.

Es un método que la firma de Oscar Pierre inició a principios de 2019 en ciudades de España más pequeñas en los que la app de reparto a domicilio todavía no estaba disponible. El objetivo, informan desde la compañía, es "que los ciudadanos se puedan beneficiar de pedir a cualquier restaurante de su ciudad".

La noticia llega en un momento en el que el uso de la figura de los repartidores por parte de estas plataformas está en cuestión. Diferentes sentencias judiciales se han pronunciado, tanto en un sentido como en otro, sobre si los riders de Glovo, Deliveroo y Uber Eats deben ser tratados como trabajadores autónomos o asalariados.

De esta forma, la compañía consigue operar del mismo modo que lo hace en grandes ciudades como Madrid o Barcelona pero eliminando de la ecuación al rider, al que antes pagaban una comisión por servicio. 

Los riders, actualmente trabajadores por cuenta propia para la compañía con sede en Barcelona, tienen ingresos que fluctuan en función de qué horas se trabajan (de noche, de día, festivos o periodos de alta demanda, por ejemplo), ademñas del número de horas.   

Así es el nuevo modelo de Glovo para pequeñas ciudades

Con este nuevo modelo, que dará a Glovo la capacidad de seguir expandiéndose en España, aunque de manera invisible, tras recibir la orden de pedido del usuario, se encarga de notificarla al establecimiento asociado y no a ninguno de los mensajeros que colabora con ellos.

El cliente, al realizar la orden a través de Glovo, recibe una confirmación con la notificación de que el pedido va a ser entregado directamente por el partner y no por un repartidor que colabora con Glovo.

Además, se le comunica el tiempo estimado de entrega, y la posibilidad de contactar con el equipo de atención al cliente de Glovo ante cualquier consulta relacionada con el pedido.

Hemeroteca

Uber Glovo Deliveroo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad