Asistentes a la edición 2018 del MWC

La GSMA confirma la edición del Mobile de 2021 y las siguientes

stop

La anulación no rompe la relación con Barcelona y la GSMA mantiene la celebración para los próximos años

Madrid, 12 de febrero de 2020 (20:32 CET)

"La GSMA y los socios de la ciudad anfitriona continuarán trabajando al unísono y apoyándose mutuamente para el MWC Barcelona 2021 y futuras ediciones". Así de tajante ha defendido la GSMA la continuidad del Mobile en Barcelona, después de comunicar la anulación para prevenir riesgos sanitarios. "Con el debido respeto al medio ambiente seguro y saludable en Barcelona y el país anfitrión hoy, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible para la GSMA celebrar el evento", afirmaba la asociación en su comunicado oficial.

"Desde la primera edición del Mobile World Congress en Barcelona en 2006, la GSMA ha convocado a la industria, gobiernos, ministros, formuladores de políticas, operadores y líderes de la industria en todo el ecosistema más amplio. Con el debido respeto al medio ambiente seguro y saludable en Barcelona y el país anfitrión hoy, la GSMA ha cancelado el MWC Barcelona 2020 porque la preocupación global con respecto al brote de coronavirus, la preocupación por los viajes y otras circunstancias, hacen que sea imposible para la GSMA celebrar el evento", introducía. Asimismo, la GSMA no se ha querido olvidar de la alerta sanitaria que vive China por el coronavirus.

Está previsto que a lo largo de la jornada del jueves se amplíe la información sobre los siguientes pasos a dar. Tanto la Fira de Barcelona, como el Ayuntamiento de la ciudad han convocado a la prensa por la mañana.

Un duro impacto económico

La anulación del Mobile, sin una alerta sanitaria que prohíba su celebración, ni una cláusula específica en el contrato de seguros, puede causar una impacto económico muy relevante al organizador, que debería devolver el coste a los expositores y, además, pagar los gastos. Algunos de los participantes no descartaban que, dada la situación especial por el que se anulaba la edición, el MWC y los participantes puedan llegar a acuerdos que les permitan de alguna manera retrasar su edición hasta 2021. En este caso, las devoluciones serían menores, aunque es difícil anticipar en qué medida se producirán acuerdos.

Muchos de los participantes que habían ido anulando su presencia en el certamen son también miembros de la GSMA, lo que podría facilitar los pactos y mitigar el impacto económico.

Hemeroteca

Coronavirus MWC
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad