La apuesta de Ikea por el centro de las ciudades no es rentable. EFE

Ikea investigará en el centro de las grandes ciudades cómo crecer

stop

Ikea confirma que abrirá locales en el centro de Barcelona, entre otras grandes urbes, pero no especifica cuándo ni cómo serán

Madrid, 11 de octubre de 2018 (04:55 CET)

Ikea reconoce que puede haber llegado a su tope de crecimiento con su modelo de tiendas en la periferia y busca nuevas maneras de crecer. Por lo que insiste en probar nuevos modelos como la apertura en el centro de las ciudades pese a que no le aporta beneficios directos. Aún así, la marca sueca ha anunciado que ha elegido 30 ciudades para introducir locales y "probar" distintos formatos en el centro urbano. Entre las elegidas están Barcelona y Madrid, que ya cuenta con dos tiendas

"No estamos perdiendo dinero con las tiendas del centro de las ciudades en España pero no tenemos la intención de que la tienda sea un lugar de conseguir beneficios económicos, sino de inspiración para los españoles", justifica Petra Axdorff, recién nombrada consejera delegada de Ikea en España. Axdorff explica que con las tiendas urbanas buscan "aumentar la penetración y acercar a más gente a la marca".

Espacio en el centro de Barcelona

Así, la tendencia de Ikea es la de seguir apostando por estos formatos alejados de sus locales de gran superficie en la periferia. "Sabemos que vamos a probar nuevas cosas en el centro de Barcelona, no sabemos el qué ni cuándo. Vamos probando lo que vemos que funciona y eso no se traduce a la misma idea en todos los lugares”, aclaran fuentes de Ikea.

Además, la compañía tiene previsto abrir una tienda urbana este jueves en Londres y otra próximamente en el centro de París. "Vamos a seguir probando nuevos modelos y a finales de este año o principios de 2019 es probable que lleguen nuevos formatos en otras ciudades", comenta Jesper Brodin, consejero delegado de Ingka Group, antes conocido como Ikea Group, y que aglutina el 90% de las ventas.

Desarrollo digital

La compañía también hace hincapié en su apuesta por la integración y el desarrollo digital en su modelo de negocio. “Es difícil llegar a la gente de la manera que lo hemos estado haciendo hasta ahora”, argumenta Brodin para explicar la "gran inversión" en tecnología.

Según datos de la compañía, el 5,2% de las ventas en España —77,8 millones de euros— se realizaron a través de internet. Este canal registró un crecimiento del 50% en el último ejercicio, aunque se sitúa por detrás de la media global del 8%.

Ikea ha abierto 14 centros logísticos repartidos por los distintos países en los que opera específicos para el comercio electrónico y ha acondicionado tiendas para integrarlas en la red de distribución logística para atender los pedidos on line. "Las tiendas tendrán un papel aun mucho más importante", afirma Brodin.

Ralentización del crecimiento en España

Ikea facturó en España en su último ejercicio fiscal, cerrado en agosto, 1.497 millones de euros, el 2,1% más que en 2017. Según Brodin ha sido un año de "fuertes inversiones, especialmente para la mejora de los servicios, nuevos canales y la renovación de la web". Este crecimiento se aleja del aumento del 5,8% en facturación que registró el ejercicio anterior, con ventas de 1.466 millones.

Por comunidades autónomas, Cataluña es en la que más ha facturado, con 360,8 millones de euros y seguida por Madrid con 352.7 millones. La multinacional además ha creado 596 puestos de trabajo en España, alcanzando así los 9.272 empleados.

En resultados globales, Ingka Group ha facturado 34.800 millones de euros en ventas, un 4,7% más que en el ejercicio anterior.

Hemeroteca

Ikea
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad