Inditex contrata más de 100 eventuales al mes para Zara en Arteixo

stop

El empleo va al alza desde finales del año pasado, después de que la multinacional alargara hasta mayo los contratos de 115 trabajadores que finalizaban en Navidad

Centro logístico Meco en Madrid y Pablo Isla

en A Coruña, 16 de febrero de 2016 (02:31 CET)

Fluye el empleo hacia el centro de operaciones gallego de Inditex. Desde que arrancó 2016, la multinacional ha reforzado su plantilla en el centro logístico de Zara, en Arteixo, con más de 100 trabajadores al mes. La compañía realizó 120 contrataciones de eventuales para enero, todavía con la resaca de las compras navideñas, y otros 100 para este febrero, que vienen a completar una plantilla que cuenta con unos 900 trabajadores fijos sólo para el armario de Zara, pero con una enorme fuerza motriz para generar nuevos contratos.

En Galicia, la compañía creaba 8.000 empleos en 2015, más de la mitad en el corazón de la multinacional en Arteixo.

Los 120 contratos eventuales de enero fueron para la sección de paquetería y se produjeron después de que Inditex alargara la estancia de todos los trabajadores eventuales de Zara logística en Navidad. Vencían los contratos el 23 de diciembre y se prolongaron hasta el 7 de mayo, con 20 días de vacaciones, según los datos difundidos por CGT. Las incorporaciones actuales, 100 personas, son para las secciones de paquetería, exportación y prenda colgada, en los turnos de noche y rotativo.

Al alza desde octubre

El goteo de empleo ha sido constante desde finales del año pasado. En octubre, Inditex comunicó al comité de empresa la contratación de 115 eventuales, a sumar a los interinos que ya estaban incorporados. 

Entraron 35 trabajadores en paquetería, 30 en exportación y otros 50 en prenda colgada, por un periodo que alcanzaba hasta el 23 de diciembre. Posteriormente, estos contratos fueron renovados hasta mayo, contribuyendo al proceso de engorde de la plantilla de Arteixo.

Un flujo continuo

La llegada de eventuales es costante en todos los centros logísticos de Inditex, para reforzar los turnos en los picos de trabajo, las campañas o las vacaciones, a lo que hay que sumar sustituciones, bajas o reducciones de jornada en la plantilla fija.

Estos trabajadores juegan su propia liga en los turnos y la antiguedad, de cara a incorporarse y, finalmente, de cara a poder convertirse en indefinidos. Precisamente, a esa máquina de crear empleo que es la multinacional fundada por Amancio Ortega le reprochan los sindicatos el exceso de temporales, pidiendo aumentar el porcentaje de indefinidos en la plantilla.

El mes pasado, en una reunión del comité de empresa con la dirección de la compañía, se acordaron medidas sobre el rechazo de las interinidades y las bajas voluntarias, que vienen a pautar más el proceso de contratación eventual.

Ojo con decir 'no' a Inditex

Entre los acuerdos está que todo aquel que rechace un contrato de interinidad en Inditex no recibirá otra oferta en la compañía durante un periodo equivalente al de la duración del contrato ofrecido. Es decir, si se rechaza un contrato de seis meses tendrá que esperar a que finalicen esos 6 meses para optar a un puesto de empleo en la multinacional, con el matiz de que sí podrá ser contratado como eventual para refuerzo o campañas y que Inditex podría ofrecerle una interinidad mayor, por ejemplo, de ocho meses.

Los eventuales que causen baja voluntaria antes de cumplir el 50% del contrato computarán como rechazo, es decir, no se contará la campaña como trabajada perdiendo las horas y la antiguedad que supondría para futuras contrataciones. Con más de la mitad trabajada, dejará de considerarse rechazo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad