Sede de Indra.

Indra adquiere Grupo SIA para reforzar su negocio de ciberseguridad

stop

La compañía de Fernando Abril-Martorell se hace con una firma especializada en el desarrollo de infraestructuras para aumentar la protección digital

Madrid, 08 de enero de 2020 (10:54 CET)

Indra ha adquirido Sistemas Informáticos Abiertos (Grupo SIA), una empresa especializada en el desarrollo de soluciones de ciberseguridad. La operación resulta estratégica para la compañía que dirige Fernando Abril-Martorell ya que refuerza su posición en uno de los segmentos de negocio con mayores perspectivas de crecimiento. 

El montante de la transacción se desconoce a falta la comunicación oficial a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Indra cerró la operación el pasado 31 de diciembre, según informa este miércoles El Confidencial. Después de meses de negociación con los hermanos Enrique, Santiago y Adolfo Palomares Amo, propietarios de la compañía, los últimos flecos se han resuelto en los primeros días de enero. 

Siguiendo la misma información, fuentes del sector aseguran que la compra de Grupo SIA se ha llevado a cabo para reforzar la división tecnológica de Indra, Minsait, que registró unas ventas por valor de 1.900 millones de euros en 2018. Del montante total, más de una quinta parte -unos 400 millones de euros- correspondió a servicios digitales como la ciberseguridad. 

El objetivo de Indra es convertirse en la compañía líder en España ante el progresivo incremento que está experimentando este negocio, impulsado por las necesidades de aumentar la protección de los datos de los clientes, principalmente solicitado por bancos y empresas tecnológicas. Algunos, como BBVA, Banco Santander y Telefónica, ya han ampliado la partida destinada a la seguridad online.

Grupo SIA es la quinta empresa que adquiere Indra para engordar Minsait tras la compra de Paradigma, una compañía dedicada a la consultoría digital; la adquisición del 35% de GTA, destinada a la formación para personal de aviación comercial; la de Advavanced Control Systems (ACS), que centra su actividad en transporte y energía; y de la fintech Afterbanks

SIA facturó 57 millones en 2018

Indra se hace de esta forma con una compañía que cerró 2018 -el último balance del que se disponen datos- con una facturación de 57 millones, un 22% más que el año anterior, gracias a su negocio de infraestructuras. Con 700 trabajadores, registró un resultado bruto de explotación (ebitda) de cinco millones de euros, aunque acabó con unas pérdidas superiores a tres millones de euros.  

La tecnológica de Fernando Abril-Martorell, por su parte, cerró el tercer trimestre de 2019 con un beneficio neto de 65 millones de euros, un 18% más que en los nueve primeros meses del año anterior. Su ebitda de enero a septiembre fue de 223 millones de euros, cerca de un 22% más que en 2018. 

Hemeroteca

Ciberseguridad
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad