Isidro Fainé ya tiene sucesor en la presidencia de Caixabank

stop

Jordi Gual, responsable del servicio de estudios de la entidad, asume el relevo para que La Caixa pueda cumplir con la ley de cajas, que exigía el relevo en la cúpula de la entidad

Isidro Fainé, de Caixabank

Madrid, 28 de junio de 2016 (22:20 CET)

Caixabank tiene nuevo presidente. El hasta ahora responsable del servicio de estudios de la entidad, Jordi Gual, sustituirá a Isidro Fainé en este cargo institucional. El banquero manresano, sin embargo, retendrá los poderes ejecutivos al presidir la Fundación Bancaria La Caixa, el mayor accionista del banco, tal y como avanzó Economía Digital.

Esta es la solución que el grupo catalán ha diseñado para superar la ley de cajas, que obligaba a Fainé, así como al resto de presidentes de las cajas de ahorros españolas, a elegir entre gobernar el banco o las fundaciones resultantes tras la reforma del sistema en 2010. La fecha límite era el 1 de julio. Caixabank ha convocado un consejo extraordinario para el jueves, 30 de junio. La reunión dará luz verde al relevo.

El ministro en funciones de Economía, Luis de Guindos, y el consejero catalán de Economía, Oriol Junqueras, fueron informados a última hora del martes, una vez el Banco Central Europeo (BCE) comunicase a Caixabank el aprobado a la solución propuesta desde Barcelona. El compromiso con el regulador europeo permitirá también a Fainé retener el control ejecutivo de Criteria, el holding del grupo que posee las participadas industriales de La Caixa, a través de la fundación bancaria.

Gortázar seguirá de consejero delegado

La nueva cúpula de Caixabank confirma al consejero delegado, Gonzalo Gortázar, como responsable de la gestión diaria del banco. El propio Fainé eligió a su número dos directamente cuando despidió a Juan María Nin en junio de 2014. Diversas fuentes financieras consideraron, en su momento, que Fainé empezó a diseñar el esquema de su sucesión en ese preciso momento. Desde entonces, se ha rodeado de perfiles mucho más técnicos que contaran con el visto bueno de Fráncfort (sede del BCE).

Como Gortázar, Gual encaja en este esquema. Además de ser un reputado economista, de corte liberal, el futuro presidente no ejecutivo de Caixabank ha sido el responsable de los dos últimos planes estratégicos. Ambos han sido claves para superar el periodo de flaquezas financieras de los últimos ejercicios. Igualmente conoce de cerca la estructura de las participadas (Gas Natural, Abertis, Saba y Cellnex, entre otras) ya que fue director general de desarrollo de Criteria.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad