Jaime Malet: “Se es muy vehemente sobre las causas, pero nadie explica las consecuencias de la independencia”

stop

FUTURO ECONÓMICO

16 de noviembre de 2013 (20:59 CET)

Jaime Malet está en todos lados. Viaja constantemente. Razona sus respuestas, se toma unos pocos segundos, y responde, siempre con una motivación muy clara: los fines prácticos de las decisiones, las inversiones económicas, los puestos de trabajo, y las oportunidades de futuro.

En algunas ocasiones, Malet es un tanto huidizo. Participa en muchos foros, y habla lo justo con los medios de comunicación. No quiere líos, pero ha incorporado en su discurso toda la influencia anglosajona. Es el presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, y considera que instituciones como la suya deben participar en el debate público cuando entienden que tienen algo que aportar. Y lo ha hecho respecto al debate soberanista en Catalunya.

La oportunidad de España

Malet acaba de presentar el documento Spain 2020, un extenso informe en el que plantea hasta 25 propuestas para que España gane en competitividad. Para Malet España se encuentra en estos momentos, pese a todas las dificultades, en una situación interesante: “España vuelve a recibir capitales del exterior, hay, de nuevo, confianza en el país, y tiene oportunidades de futuro porque puede presentar un marco muy singular: tiene un mercado interior, que es Europa, tiene el mercado de la ribera del mediterráneo, y es el puente natural con Latinoamérica”, asegura.

Pero, en este contexto, ¿qué pasa con Catalunya? Malet, en una entrevista con Economía Digital, asegura que las medianas y pequeñas empresas catalanas “tienen en estos momentos un papel fundamental, y una gran oportunidad para internacionalizarse en Estados Unidos”. El objetivo ahora, para Jaime Malet, es “ensanchar la base exportadora” y buscar el mercado norteamericano.

El debate se distorsiona

Sin embargo, el presidente de la Cámara de Comercio de EEUU ha destacado en las últimas semanas por sus mensajes sobre las consecuencias de una hipotética independencia de Catalunya. Aunque Malet quiere dejar de lado, por ahora, esa vertiente, no evita lo que, a su juicio, es el principal problema: “El debate se distorsiona, y hay gente con buenas intenciones, pero nadie piensa en las consecuencias de la independencia, sólo en las causas”. Según Malet, precisamente, “lo que está ocurriendo es que se maximizan las causas, pero no se entra en las consecuencias”. “Me preocupa que tanta gente hable con tanta vehemencia sobre las causas y poco sobre las consecuencias”, insiste.

Y esas consecuencias ya las ha precisado. En entrevistas radiofónicas y artículos periodísticos, Malet ha señalado que muchas empresas extranjeras han invertido en Catalunya para servir a un mercado de 47 millones, o de 500 millones de personas (contando Europa), pero no de siete millones. Y ofrece un dato: las cifras oficiales del Registro de Inversiones Extranjeras sobre la inversión extranjera en Catalunya ha pasado a ser “una cuarta parte de la inversión en Madrid durante la etapa 2005-junio de 2013.

Es decir, para Malet, el capital extranjero, y, el capital en general, "podría dejar de apostar por una Catalunya que viva una larga etapa de incertidumbre social, política y económica".

Rebaja de Sociedades

La Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, sin embargo, quiere centrarse ahora en las reformas que debería seguir abordando la economía española. Una de las cuestiones centrales es, para Malet, la presión fiscal. Y pide una rebaja del impuesto de sociedades, para que, después, se cumpla, y se deje atrás un modelo en el que el impuesto es alto, pero se complementa con exenciones, bonificaciones y salvedades de todo tipo que, en realidad, provocan una menor recaudación.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha abordado el problema, pero para Malet debería ser más atrevido con una rebaja del impuesto.

Malet representa a empresas estadounidenses y españolas cuya facturación asciende a más del 24% del PIB español, que dan empleo a más de un millón de puestos de trabajo en España, “cientos de miles de ellos en Catalunya”.

Seguir en el debate público

El objetivo, pese a todo, de España, para la Cámara de Comercio de Estados Unidos, debería ser “crear empleo, reducir el endeudamiento y abordar una gran reforma educativa”, además de una reforma administrativa de calado.

Esas son sus credenciales, mientras prepara un nuevo viaje a Estados Unidos, consciente de que ha agitado un debate, el soberanista, que le provocará nuevas polémicas.

Sin embargo, defiende la necesidad de estar presente en el debate público, porque ese es el espíritu que impera en las asociaciones empresariales anglosajonas.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad