Kodak quiebra

stop

Solicita voluntariamente la insolvencia para resolver la situación de su pasivo y concentrar esfuerzos en las líneas de negocio más rentables

Una cámara refrigeradora con carretes y otros productos Kodak

19 de enero de 2012 (10:44 CET)

Kodak ha solicitado la mañana de este jueves (hora española) la declaración de quiebra voluntaria. La compañía de productos y servicios fotográficos ha anunciado la insolvencia de la matriz y las filiales estadounidenses ante los tribunales de Nueva York, una decisión que le permite acogerse a la protección que ofrece el capítulo 11 de la ley de quiebras de EEUU para reorganizar sus actividades.

Desde el grupo han informado que pretenden sanear la posición de liquidez tanto en EEUU como en el exterior. También buscarán una fórmula para "rentabilizar los derechos de propiedad intelectual no estratégicos", resolver la situación del pasivo y concentrar esfuerzos en las líneas de negocio más rentables.

La multinacional con sede en Rochester se fundó en 1888 y es propietaria de más de un millar de patentes en la industria fotográfica. En los últimos años ha virado radicalmente el modelo de negocio hacia la imagen digital, que ya representa el 75% de su facturación. Pero el estado de tesorería es muy grave. De hecho, Citigroup les ha concedido un crédito de 748 millones de euros y vencimiento a 18 meses para mejorar la liquidez.

"Esta línea de crédito está sujeta a la aprobación de los tribunales y a otras condiciones previas", ha precisado la empresa en un comunicado. Tras este movimiento, confían en tener liquidez suficiente para seguir operando mientras se encuentre bajo la protección del capítulo 11.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad