El aceite es uno de los productos favoritos de los españoles. Foto: CC0

La batalla del aceite: ¿quién se esconde tras el de Mercadona y Lidl?

stop

El aceite de oliva es uno de los productos más preciados de la gastronomía española y la marca blanca opta por fabricantes locales

Barcelona, 01 de febrero de 2019 (17:37 CET)

Los aceites de oliva de marca blanca siguen ganando a terreno frente a las marcas propias. En 2002, las marcas de aceite de oliva de los supermercados apenas superaba el 19% del consumo total. Quince años después, el porcentaje se disparó hasta el 40%, según cifras de Kantar Worldpanel. Y la tendencia se acentúa.

El aceite de oliva es, junto con la leche, un producto primordial para que los consumidores decidan en qué supermercado hacen su compra semanal. Por eso, las cadenas buscan buena calidad y precio bajo en un producto estratégico.

Entre los distintos orígenes del aceite, Jaén y su provincia reinan frente a la competencia. Por ello, las grandes cadenas se fían de empresas de la zona para vender sus aceites de marca blanca.

El aceite de Mercadona

La compañía de supermercados Mercadona compra la totalidad del aceite a productores españoles. Así, el 95% del aceite adquirido a granel procede de Andalucía.

El aceite de Hacendado trabaja junto con Oleoestepa, una cooperativa especializada en el aceite virgen extra con sede en Estepa. Tiene 17 asociados entre Córdoba y Sevilla que emplean hasta a 5.000 agricultores dispersados por 52.000 hectáreas. Oleoestepa es el aceite mejor posicionado en el último estudio de la OCU en el que se acusó a buena parte de la industria de hacer fraude al presentar aceite de oliva virgen extra cuando no lo es. El estudio fue criticado por casi toda la industria por falta de rigir

La empresa valenciana también trabaja con otras firmas como Acesur, con una planta en Jaén; Maeva, de Granada; Dcoop, en Antequera; y Borges, en Lleida. Hasta hace dos años, Mercadona trabajaba en exclusiva con Sovena como proveedor exclusivo. Ahora, la empresa ha decidido trabajar con varias marcas para ofrecer variedad en calidades y también en envases y presentaciones distintos. 

El aceite de Lidl

A pesar de su origen alemán, Lidl también apuesta por un productor español para su aceite de oliva. En este caso, el sello lo pone la empresa de Jaén Coosur, una de las filiales del grupo Acesur que también elabora vinagres y otros tipos de salsas.

El aceite de El Corte Inglés

Acostumbrados a marcas premium, los consumidores de El Corte Inglés tienen en la compañía Marqués de Oliva, también de origen jienense. La variedad escogida para potenciar su intenso sabor es la Picual, con aceituna verde un sabor ligeramente picante.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad