El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, en una imagen de archivo

La Cámara de Barcelona usa Nissan para jalear la independencia

stop

El presidente de la Cámara de Barcelona publica un supuesto WhatsApp de un exalto cargo de la empresa donde se lanzan soflamas a favor de la secesión

Barcelona, 29 de mayo de 2020 (20:16 CET)

Joan Canadell vuelve a las andadas en sus intentos por usar cuanto esté a su alcance para hacer propaganda de la secesión, pese a violar la neutralidad de la institución que dirige. Si hace unos días el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona aseguró que España "era paro y muerte", ahora usa el cierre de Nissan Barcelona como arma para jalear por la independencia. 

El polémico empresario ha publicado una supuesta conversación de WhatsApp donde Canadell solo revela que se trata de un "ex-alto directivo de Nissan".

Según este mensaje, el presunto exmandatario de la compañía pide la independencia ante la falta de implicación de España: "Nos tenemos que deshacer a toda prisa de este Estado antes que nos arruine del todo". 

"Se deberían movilizar Cámaras, patronales, asociaciones profesionales, y cívicas, sindicatos, etc. Y defender por todos los medios nuestro tejido productivo y, de rebote, la independnecia de Cataluña que es la solución definitiva", señala el texto. El supuesto mensaje acaba con una pregunta: "¿A qué esperamos?". 

¿Zapatero culpable?

Esta no ha sido la única salida de tono de Canadell sobre el tema de Nissan. El presidente de la Cámara de Barcelona llega incluso al Gobierno de España del socialista José Luis Rodríguez Zapatero de ser responsable del cierre, puesto que, según su criterio, Nissan Barcelona "era la planta más competitiva en Europa en 2006". 

"Pedían el 3r carril de la A2 y el tren de mercancías de Martorell a Igualada. Zapatero se negó a cambio de inversión en Castilla. Hoy tenemos las consecuencias", explica el polémico mensaje que ha tenido notable éxito entre los independentistas. 

¿A qué se refiere con esto Canadell? En 2006 el grupo japonés estudiaba una gran inversión en Barcelona con nuevas oficinas, un centro logístico y una nueva factoría en la provincia de Barcelona que sumarían más de 400 millones de euros. Desde Nissan se informó que sería la inversión más importante en España de los últimos años y sería algo que favorecería a la región. 

Pese a que al final Nissan se echó atrás y canceló el proyecto, Zapatero negoció con el presidente mundial de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, con quien matuvo una reunión. Por otra parte, el Ministerio de Industria llevaba un año trabajando con la Generalitat y el Consorcio de la Zona Franca para que se pudiera allanar el camino por si la japonesa decía mover su producción de Reino Unido a Cataluña. 

Instrumentalización de Puigdemont

Canadell no ha sido la única personalidad del independentismo que ha instrumentalizado el cierre de Nisssan Barcelona. El ex-presidente catalán fugado a Bélgica, Carles Puigdemont, aprovechó la noticia para atacar a Pedro Sánchez y vincularlo con el procés. 

"El cierre de Nissan es un golpe muy duro para miles de familias y negocios, para el país entero. Pedro Sánchez reyó que lo resolía con una conversación en Davos y se vanagloriaba. Parece evidente que el interés que puso en combatir el 1-O no lo puso para salvar Nissan", expresó en un mensaje.

Puigdemont obvia que Pedro Sánchez criticó las cargas policiales del Gobierno durante el referéndum ilegal del 1-O: "Quiero dejar algo muy importante: nuestro profundo desacuerdo con las cargas policiales producidas en el día de hoy". El PSOE incluso llegó a pedir la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aunque finalmente nunca se llevó a votar al retirarse la petición.

Hemeroteca

Nissan
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad