La Clínica Pilar Sant Jordi cambia de gerente para asegurar su viabilidad

stop

REESTRUCTURACIÓN

Clínica Pilar Sant Jordi de Barcelona

10 de julio de 2012 (21:13 CET)

Desde hace 20 días, la clínica privada Pilar Sant Jordi de Barcelona tiene nuevo gerente. El doctor Albert Tarrats, de la consultora internacional Gesaworld, ha asumido el mando del centro médico participado mayoritariamente por el Grupo Tres Torres. Sustituye a Ramón Carranza, quien sólo ha estado ocho meses en el cargo. Su gran objetivo es conseguir superar los problemas de liquidez que arrastra el centro hospitalario.

“No estamos en situación de preconcurso de acreedores, tenemos nuestras obligaciones al día”, afirma el médico en declaraciones a Economía Digital. Pero el retraso en el pago por parte de las aseguradoras privadas, básicamente, tensa la tesorería del centro privado.

Plan de futuro

El nuevo equipo de dirección ha empezado a analizar los libros del hospital. Cuando terminen de hacer la radiografía, concretarán las actuaciones necesarias para conseguir más liquidez. “El funcionamiento de la clínica se tiene que mejorar”, afirma Tarrats. Espera definir la hoja de ruta después de verano.

El nuevo gerente no descarta ninguna alternativa. Eso sí, asegura que el plan de viabilidad realizado por el doctor Carranza es válido. “Está vigente. Revisamos las actuaciones para mejorar los ingresos y los gastos”. Esto también pasa por buscar a uno o varios inversores externos, tal y como pactaron con los acreedores tras firmar una carencia de dos años en los préstamos existentes. Deben unos 30 millones de euros entre el Banc de Sabadell y el Institut Català de Finances (ICF).

Conflicto laboral

Quienes más temen las actuaciones de la nueva cúpula son los 452 empleados directos del centro. Explican que han sufrido retrasos en el pago de las nóminas desde octubre de 2010. “La situación se normalizó un año más tarde”, afirma la representante de CCOO en el comité de empresa, Mireia Alonso. Desde que pactaron con el doctor Carranza una rebaja global del 5% de los salarios a principios de año (escalonada por tramos según el salario bruto), perciben la nómina en dos partes: “Nos dicen que no tienen suficiente caja y abonan el 70% a finales de mes y el 10% restante antes del día 10”.

El tijeretazo al salario se tenía que aplicar en las dos pagas extraordinarias de 2012, pero ahora el doctor Tarrats les ha comunicado que no se puede cumplir con la obligación. “La empresa nos dice que hará todos los esfuerzos para pagar la mitad que nos queda entre finales de julio y finales de agosto”, comenta la sindicalista. Un extremo que la plantilla ha rechazado este martes al mediodía, reunidos en asamblea.

Afirman que la inseguridad del empleo es tal que no han aceptado la nueva promesa de la cúpula. “Hemos decidido que un pacto de intenciones no es suficiente garantía”, añade Alonso. Por ello, saldrán a la calle este miércoles a la tarde para denunciar su situación en una manifestación que irá desde la Clínica Pilar Sant Jordi, situada en la calle Balmes de Barcelona, hasta la Clínica Tres Torres, en la calle Roux, donde está ubicado el consejo de administración.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad