NTT inauguró su nueva sede en Barcelona hace dos años

La consulta del 9N paraliza inversiones internacionales en Cataluña

stop

Dos multinacionales asiáticas y una de EEUU posponen proyectos anunciados hasta que se despeje el escenario político, según reconocen los propios directivos que han tomado la decisión

22 de agosto de 2014 (10:09 CET)

Tres grandes grupos internacionales, las asiáticas NTT y P&P y la estadounidense One Distribution, han paralizado sus proyectos en Cataluña hasta que pase el 9 de noviembre. Las tres compañías anunciaron hace meses planes de expansión en distintas localidades catalanas sin que aún se hayan concretado. El silencio inquietaba a los responsables de la consejería de Industria de la Generalitat. Varios altos cargos mantuvieron una ronda de contactos en julio con los representantes de esas y otras firmas.

La respuesta que obtuvieron fue más menos común. La carencia de un escenario definido, por ahora, impide prever la certidumbre a la que se expone la inversión. Por tanto, esperarán para concretarla. Los grupos quieren claridad y un marco jurídico predecible. Los tres darán el paso cuando conozcan al detalle el futuro inmediato de la comunidad y los cambios que pueda haber en la política industrial, según han trasladado a la Generalitat.

Freno inversor

Es decir, las multinacionales aguardarán a si hay referéndum, el resultado y las consecuencias de todo tipo antes de concretar el crecimiento en Cataluña. La información, que fue avanzada por El Confidencial Digital, ha sido confirmada por este diario en fuentes patronales y sindicales. Según las mismas, otras empresas están en idéntica situación contemplativa y le han dado al stand by en lo relativo a su actividad en la autonomía.

Por ahora, los planes de crecimiento estaban anunciados como intención. La consultora japonesa P&P dijo que impulsaría su oficina en Barcelona (estrenada a principios de año), sin que aún haya dado pistas sobre cómo reforzarla. Sí que ha concretado cuánto invertirá en Madrid, donde abrirá delegación en los próximos meses. Los planes para ambas ciudades se comunicaron en el mismo momento.

Traslado a Barcelona paralizado

La tecnológica NTT, uno de los mayores proveedores TIC del mundo, reconoció que necesita ampliar su centro de atención al cliente, que emplea a 200 personas. De momento, el proyecto esperará. One Distribution, distribuidor de ropa deportiva, optó por la Ciudad Condal como plaza para instalar su sede europea. En Francia, donde ahora tienen las oficinas, no se habla de ningún traslado. Enero podría ser el mes en el que se actualicen las decisiones en función de lo acontecido este otoño.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad