La falta de extraordinarios descalabra el beneficio de Sacyr

stop

Sacyr achaca la caída del 67,5% del resultado a la falta de los ingresos extraordinarios que generó la venta de Testa; pero la actividad recurrente cae

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique

Barcelona, 27 de febrero de 2017 (19:00 CET)

Sacyr ha obtenido un beneficio neto de 120,2 millones de euros, el 67,5% menos que el año anterior. En 2015, el grupo constructor y de concesiones se anotó una plusvalía de 1.280 millones por la venta de su filial inmobiliaria, Testa, a Merlin Properties. Este año el beneficio se construye, por tanto, únicamente con la actividad recurrente, que manifiesta un cierto deterioro de entre el dos y el 3%.

Según la información emitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía presidida por Manuel Manrique redujo en 2016 su facturación en 2.860 millones de euros, el 3% menos, principalmente por la actividad de construcción. En esta área -donde facturó 1.249,9 millones, el 25% menos- la estrategia fue primar la rentabilidad y la generación de caja frente al volumen.

El resultado también lo vinculan con la desaceleración de su filial portuguesa Somague. El área de concesiones también menguó sus resultados, como el resto de patas. Registró una cifra de negocio de 552,4 millones, el 2% menos. En el área de servicios, la facturación creció un 19%, hasta 908,2 millones, mientras que el resultado bruto se incrementó un 8,1%, hasta 76 millones. 

Por último, el área industrial subió la cifra de negocio el 38,1%, alcanzando los 400,6 millones. La deuda neta del grupo se redujo en 508 millones. Del total de los 3.726 millone del pasivo, 526 millones corresponden a deuda corporativa, 765 a la compra de la participación en Repsol y 2.187 millones a la financiación de proyectos. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad