Sacyr gana seis veces menos tras deshacerse de Testa

stop

El grupo constructor logra unos beneficios de 86 millones hasta septiembre frente a los 532 obtenidos en 2015 gracias a la venta de su filial inmobiliaria

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, en una imagen de archivo. EFE

Barcelona, 10 de noviembre de 2016 (19:32 CET)

Sacyr ganó en los primeros nueve meses del año 89 millones de euros. Una cifra seis veces inferior a la registrada un año antes, cuando la venta de la filial Testa a Merlin Properties disparó las ganancias del grupo constructor hasta los 532 millones. Si se excluye este extraordinario, el resultado recurrente aumenta más de un 25% respecto a 2015.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sacyr califica de positiva la evolución del negocio, en base al aumento de la facturación del grupo hasta septiembre (2.161 millones, un 1,8% más).

Mejora el ebitda

La evolución positiva de las divisiones de servicios, industrial y concesiones compensaron la caída en el área de construcción. Estos progresos permitieron a la compañía aumentar su ebitda un 6,1% en este periodo, hasta los 621,6 millones.

El 52% de la facturación procedió de negocio fuera de España. Por áreas de actividad, el principal negocio del grupo presidido por Manuel Manrique, el de la construcción, facturó 997 millones de euros (15,2 % menos), tras la desaceleración en los mercados en los que opera la filial portuguesa Somague y la caída de la actividad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad