La familia Soldevila-Casals abandona definitivamente el hotel Majestic

stop

La novena planta se transforma en seis suites de superlujo que, junto a las cuatro habitaciones que se hacen en el Drolma, se comercializarán a partir de 1.200 euros por noche

Fachada del hotel Majestic de Barcelona

10 de mayo de 2012 (19:20 CET)

La profunda renovación que la tercera generación de los Soldevila-Casals inició en 2010 en el hotel Majestic, les ha llevado a dejar definitivamente el lujoso establecimiento. La novena planta --hasta la fecha, un espacio privado-- se convertirá en seis nuevas suites con terraza privada. Las obras ya han empezado y la previsión del grupo hotelero es que los primeros huéspedes duerman en ellas a medianos de septiembre.

Serán las habitaciones más lujosas del hotel del Passeig de Gràcia, junto a otras cuatro suites en las que se está transformando el antiguo restaurante Drolma. Se comercializarán a partir de 1.200 euros la noche y, en los momentos más importantes del año, esperan que los clientes paguen hasta 3.000 euros para dormir en un rincón privilegiado de la milla de oro de la capital catalana, explican fuentes del hotel a Economía Digital.

Historia

Firma el proyecto de interiorismo Antonio Obrador, fundador de Denario Diseño Integral. Ha adecuado, entre otros, la transformación de La Torre del Remei (La Cerdanya) o mansiones de Mallorca como las del fundador de Camper, Lorenzo Fluxá; el ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez o la modelo alemana Claudia Schiffer.

El prestigioso diseñador ha recibido una directriz clara de los Soldevila-Casals: mantener parte de la historia de estos espacios del Majestic. Por ejemplo, en las habitaciones del primer piso (que tendrán cada una su propio mirador) se usarán parte de las telas que estaban en el restaurante dirigido por Fermí Puig para recordar qué fue el Drolma.

Restaurante

La inmensa mayoría de las obras del Majestic se terminarán a finales de junio. En ese momento, se iniciará la última parte del proceso de reforma: el restaurante. El nuevo espacio gourmet del hotel barcelonés estará ubicado en la parte baja del edificio, en el mismo emplazamiento que se encuentra ahora de forma provisional.

En el futuro, tendrá una entrada propia desde la calle Valencia y una terraza.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad