El magnate ruso Mikhail Fridman. EFE

La Fiscalía acusa a Fridman de "camuflar" sus actos delictivos en Zed

stop

Anticorrupción pide mantener la imputación del magnate ruso Mikhail Fridman por Zed

Madrid, 22 de agosto de 2019 (13:43 CET)

La Fiscalía Anticorrupción insiste sobre Mikhail Fridman y su imputación. Después de que la defensa del magnate ruso pidiera suspender su citación como imputado de septiembre ante la Audiencia Nacional al considerar los motivos de su imputación invorosímiles, la Fiscalía pide mantener el pulso. Loa abogados de Fridman solicitaron que acudiera al juzgado como testigo.

El Ministerio Público sospecha que el magnate ruso Mikhail Fridman "camufla su control de la actuación delictiva en subordinados" y es así como pudo tener responsabilidad en la insolvencia de la española Zed Worldwide, por lo que se opone a la suspensión de su declaración.

El escrito responde al argumentario de la defensa de Fridman, al que ha accedido Europa Press, dice que el recurso presentado por Fridman que pedía suspender su declaración como imputado "linda la mala fe". 

"El hecho de que el señor Fridman 'no ha sido administrador ni de hecho ni de derecho' es lo que hay que investigar y la defensa lo toma como un axioma. Precisamente, la imputación se basa en que el Sr. Fridman camufla su control de la actuación delictiva en subordinados", recalca la Fiscalía Anticorrupción.

En esta línea, el fiscal incide en que el rol de Fridman que describe la defensa ostentando cargos formales en las mercantiles involucradas en la investigación "resulta radicalmente contradicho con el nuevo material instructor que se ha recabado con posterioridad a la presentación a la querella y analizado con posterioridad al escrito de noviembre de 2017".

Rechaza además, por "radicalmente erróneo", que el último informe policial al respecto repita el contenido del ya realizado en mayo de 2017 y critica por "ofensivos" los comentarios de la defensa sobre el trabajo de los investigadores, llegando a cuestionar que los letrados del magnate ruso se hayan leído la documentación.

Objetivo: "Asfixiar" a Zed

La Audiencia Nacional acordó el pasado 7 de agosto la imputación de Fridman en la causa que investiga supuestas irregularidades en la caída del grupo tecnológico Zed. La imputación se produjo después de que la Audiencia Nacional la solicitara por supuestos delitos contra el mercado, administración desleal e insolvencia punible.

El relato del Ministerio Público ubica al empresario en el origen de la insolvencia de Zed, una situación que Fridman, accionista del grupo tecnológico, habría propiciado con maniobras para asfixiar a la compañía económicamente y después adquirirla por 20 millones de euros, un "precio irrisorio" por debajo del de mercado.

Según las investigaciones, se denuncia la "presión y ahogo económico" sobre la empresa que desarrollaron otros de sus socios rusos, con los que se planificó una "estrategia ilegal de interrupción de pagos de dividendos de las filiales rusas que dio lugar a una falta total de liquidez".

La imputación de Fridman dejaba entrever que algunos elementos del "modus operandi" en Zed se replicaron en Día: la adquisición a un precio muy bajo de una compañía en problemas económicos, la caída del valor durante el tiempo en el que el magnate ruso puso sus ojos sobre ella y haber impuesto sus voluntades a todo el que ha intentado frenarle.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad