La justicia europea zarandea la legislación laboral española

stop

En un fallo recién emitido, el Tribunal comunitario exige que la indemnización por despido sea igual para trabajadores temporales y fijos

Línea de montaje de Seat en Martorell

Barcelona, 19 de septiembre de 2016 (21:28 CET)

La justicia europea sacude los cimientos de la legislación laboral en España. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha dictado una sentencia que declara ilegal ofrecer una indemnización inferior a los empleados con un contrato temporal que a los fijos.

Este fallo, publicado el pasado 14 de septiembre y conocido este lunes, podría obligar a modificar el Estatuto de los Trabajadores. Ahora mismo, y tras la reforma laboral de 2012, efectuada por el actual gobierno en funciones, en España los contratos indefinidos cuentan con una indemnización de 20 días por año trabajado, mientras que los temporales reciben únicamente 12 días.

El caso que se ha juzgado afecta a un contrato de interinidad –una modalidad que carece ahora mismo de indemnización alguna. El fallo señala que los interinos también tienen derecho a percibir una compensación al rescindir su contrato.

Sin embargo, la argumentación de los magistrados va más allá al defender que las indemnizaciones por despido deben ser iguales para todos los trabajadores. Excepto en los casos que haya "razones objetivas", de las cuales excluye el hecho de que el trabajador sea o no indefinido.

Sentencia inapelable

La sentencia, que no se puede apelar, da la razón a una trabajadora del Ministerio de Defensa español, Ana de Diego Porras. El escrito concluye que la mencionada interpretación jurídica a los interinos ha de ser aplicada a los temporales. 

"Por lo que respecta a las condiciones de trabajo, no podrá tratarse a los trabajadores con un contrato de duración determinada de una manera menos favorable que a los trabajadores fijos comparables por el mero hecho de tener un contrato de duración determinada, a menos que se justifique un trato diferente por razones objetivas", reza el fallo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad