La plantilla de Arbora & Ausonia confía en el Col·lectiu Ronda para negociar con P&G

stop

TRASLADO A MADRID

Fachada de la sede central de Arbora-Ausonia en Barcelona

06 de febrero de 2013 (20:16 CET)

El Col·lectiu Ronda será el encargado de defender los intereses de los trabajadores de Arbora & Ausonia ante la multinacional estadounidense Procter & Gamble (P&G). El bufete de abogados de Barcelona, que tiene fama de ser uno de los más combativos, ya ha avisado que “defenderá por todas las vías posibles” a los más de 260 empleados cuyo trabajo peligra por el traslado de la sede social a Madrid.

P&G anunció en enero que cerrará el histórico edificio del barrio de Sarrià, uno de los más caros de la capital catalana, el próximo 1 de julio. Entonces prometió que entre el 85% y el 95% de los 1.250 empleados de España y Portugal (que también se verán afectados por la reestructuración) serían integrados en la nueva organización. Unos 150 incluso podrían ser reubicados en otros centros de trabajo de la multinacional.

Beneficios de 140 millones 

Los representantes legales de los trabajadores han criticado que la multinacional cierre las oficinas y despida a una parte importante de la plantilla “sin tomar en consideración los excelentes resultados de la empresa”. Según la organización, Ausonia & Arbora ha registrado 140 millones de euros de beneficios en el ejercicio 2012.

“En un contexto asfixiante de crisis económica no es aceptable que se proponga tal destrucción de empleo por mera conveniencia empresarial”, afirma el comité de empresa. Han anunciado movilizaciones que se concretarán las próximas semanas.

P&G se convirtió en el socio mayoritario de la firma de productos de higiene íntima en julio. Entonces, sus socios hasta la fecha, la familia Carulla (Agrolimen), les vendió su participación por 800 millones de euros. Este capital ha permitido al grupo familiar reforzar económicamente otros proyectos, además de hacer caja.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad