La plantilla de Celsa hace huelga por tercera vez por los fuertes recortes de la dirección

stop

La compañía, una de las productoras más importantes de acero en Europa, ha planteado un nuevo ERE de 45 personas que se suman a los 200

02 de julio de 2012 (13:31 CET)

Los trabajadores de Celsa, una de las principales productoras de acero europeas con sede en Castellbisbal (Barcelona), irán por tercera vez a la huelga por los fuertes recortes que la empresa, propiedad de la familia Rubiralta, está ejecutando desde hace varios meses. Los trabajadores, que han hecho dos jornadas de protestas el 7 y el 27 de junio, se quejan del recrudecimiento de las medidas planteadas por la dirección en plena negociación.

A principios de abril, los sindicatos fueron informados de que la empresa presentaría un Expediente de Regulación de Empleo, ERE, que afectaría a 194 trabajadores, 96 de plantilla y 98 contratados. Pero sólo tres meses después, la compañía ha ampliado la cifra de despidos a 45 nuevos trabajadores. “No entendemos por qué este cambio repentino porque la situación de la empresa no ha podido cambiar radicalmente desde abril”, explica Juan Carlos Serrano, portavoz de CCOO en la empresa.

La empresa está afectada por la renegociación con varias entidades bancarias de un enorme crédito financiero estimado en unos 3.000 millones de euros desde la crisis del acero.

Retrasos en los pagos

Tras las jornadas de protesta, la empresa ha comunicado a los trabajadores que no cobrarán ahora la paga extraordinaria de junio, sino que lo harán de forma parcial o total entre septiembre y octubre. Los trabajadores esperan un seguimiento masivo como las últimas dos jornadas en las que se cumplieron los servicios mínimos de seguridad pactados con la dirección.

La plantilla se concentrará este martes en la Plaza de Catalunya de Barcelona y marchará hasta la plaza de Sant Jaume, frente al Palau de la Generalitat.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad