La Roja causa el despido del director económico de RTVE

stop

La gestión de los derechos televisivos produce un agujero contable y obligará a la cadena a acudir a los tribunales

14 de agosto de 2013 (00:28 CET)

Después de varias décadas al frente de las finanzas de Radio Televisión Española, Ignacio Mínguez-Yugueros salió del ente público por la puerta de atrás. La gestión administrativa de los derechos audiovisuales de la selección española de fútbol, la Roja, le costó el cargo del que fue destituido la semana pasada.

El presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, ha calculado que la cadena ha perdido dos millones de euros por la gestión inadecuada de las retransmisiones que adquirió a Santa Mónica Sport, propietaria de los derechos televisivos de la Roja hasta febrero. Televisión Española había pagado 45,5 millones de euros en 2011 por un paquete de 10 partidos con un contrato que le garantizaba unos mínimos de audiencia.

Pero los problemas surgen cuando algunos encuentros no alcanzaron el 32% de cuota de pantalla garantizado y Santa Mónica no devolvió los dos millones que correspondían a TVE.

La sorpresa

Al percatarse de los impagos, Televisión Española intentó saldar las cuentas pendientes con un nuevo contrato. Cuando Santa Mónica vendió a la cadena el último paquete de la Copa del Rey y la Super Copa, tasado en seis millones de euros, la televisión pública tenía previsto pagar sólo cuatro millones.

Pero hace dos meses, la cúpula de la corporación descubrió que Santa Mónica está en concurso de acreedores y que los derechos de los partidos ahora pertenecen a Bankia. Según fuentes de RTVE, Mínguez-Yugueros no notificó la situación concursal a sus superiores. El asunto obligará a la cadena a reclamar judicialmente a Santa Mónica las obligaciones incumplidas.

La cúpula de la cadena ha puesto en aviso al otro responsable financiero de la casa, Ramón Revuelta, quien tiene un contrato blindado, según fuentes internas. Los directivos están convencidos de que es necesaria una profunda renovación en el departamento.

Cúmulo de litigios

El propietario de Santa Mónica, el empresario y dueño del Murcia, Jesús Samper, acumula causas judiciales. Fue imputado en un caso de corrupción urbanística por la construcción del estadio de Murcia y también enfrentó problemas con la Federación Española de Fútbol.

La entidad que preside Ángel Villar rescindió el convenio en febrero pasado alegando incumplimiento contractual y ha dejado la puerta abierta a una demanda judicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad