La tasa turística pone en riesgo el liderazgo del puerto de Barcelona

stop

Las navieras denuncian el impacto del nuevo impuesto mientras refuerzan su apuesta por el Puerto de Valencia que prevé alcanzar el medio millón de cruceristas en 2012

Un crucero amarrado en el puerto de Valencia

27 de febrero de 2012 (19:46 CET)

La nueva tasa turística en los cruceros ha puesto en pie de guerra a las navieras. A falta de calibrar todavía el impacto del impuesto que no se ejecutará hasta noviembre, las compañías amagan con dejar Catalunya y empiezan a contemplar otras alternativas para no tener que pagar cerca de 2,5 euros por persona y noche. Una situación que podría favorecer a otros puertos como Valencia, un destino emergente en los últimos años.

El puerto valenciano espera afianzarse este año, e incluso rebasar por primera vez, el medio millón de pasajeros. Unas cifras de récord que supondrían un aumento en torno al 30% respecto a 2011, cuando llegaron 205 buques con más de 378.000 personas. Además, según la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), el número de cruceristas se ha duplicado en el último lustro. Una auténtica explosión que a la vez se ha visto reforzada por la conexión con Madrid a través del AVE. No obstante, son cifras que todavía se encuentran muy lejos de Barcelona, que, con 2,6 millones de pasajeros en 2011, mantiene un liderazgo en España

El tráfico de cruceros se ha convertido en uno de los mercados más rentables en Valencia, uno de pocos negocios que ha mejorado en tiempos de crisis. El número de pasajeros que desembarca en la ciudad y las navieras que empiezan a trabajar desde el puerto se multiplican cada año. Un oasis en el árido desierto de recortes e impagos que padecen otros sectores.

Puerto base para cinco navieras


En cualquier caso, Valencia sigue creciendo en el negocio de los cruceros. A lo largo de este año será puerto base para cinco navieras. Es decir, cinco compañías empezarán y finalizarán sus cruceros desde la capital del Turia. A las cuatro que ya operaban en 2011 (Costa Cruceros, Iberocruceros, MSC y Royal Caribbean) se ha unido ahora Pullmantur, que ofrecerá a partir de septiembre “Leyendas del Mediterráneo”, un crucero que también recorrerá Malta, Italia y Francia. La empresa espera captar así a 10.000 viajeros.

Además, otras veinte navieras harán escala durante sus recorridos en Valencia. MSC ha abierto la veda en febrero, pero la temporada oficial comenzará a partir marzo con la llegada de cinco cruceros más. Será sólo un aperitivo. En abril ya serán 25, mientras que la temporada más fuerte tendrá lugar en los meses de mayo, septiembre y octubre, con una media que rondará los 70.000 pasajeros.

Centro de viajeros en abril

Para facilitar este crecimiento, cuatro consignatarias valencianas (Bergé Marítima, Pérez & Cía, Roca Monzó y Transcoma) se han unido para crear Valencia Passangers Services, una sociedad que gestionará la antigua estación marítima y la convertirá en una nueva terminal que servirá como centro de viajeros. Estas empresas, rivales a la hora de captar clientes para los cruceros, explotarán juntas la planta baja del edificio durante una concesión de cinco años tras ganar la adjudicación la pasada semana.

La intención de esta nueva sociedad es tener lista la nueva terminal a mediados de abril, justo antes de los meses de mayor presencia de cruceros. Con esta instalación pretenden acabar con algunos de los problemas que surgieron a la hora de embarcar y desembarcar cruceristas. “Era una de las quejas habituales entre los clientes”, apuntan desde la sociedad. También facilitará otras gestiones como la facturación de equipajes y la conexión entre los viajeros que han desembarcado y pretendan llegar al centro de la ciudad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad