Jaume Roures, fundador y poseedor del 12% de Mediapro. | EFE

La venta de Mediapro se ultima en China

stop

Liderados por el 'family office' Torreal, los accionistas salientes (53,5%) confían en cerrar el acuerdo en las próximas semanas

Barcelona, 09 de octubre de 2017 (04:55 CET)

Mediapro prepara la sacudida. La productora audiovisual de Jaume Roures ultima las negociaciones para dar entrada al fondo asiático Orient Hontai Capital en su accionariado. La venta del 53,5% de la compañía ya está encaminada y los accionistas salientes, liderados por el ‘family office’ de Juan Abelló, viajan a China con frecuencia para cerrar una transacción antes de acabar el año.

Fuentes implicadas en las conversaciones explican a Economía Digital que las conversaciones están muy avanzadas y el acuerdo es prácticamente total. “Sabemos que los tiempos de los negociadores chinos son más lentos que los nuestros”, asumen. Ni las tensiones derivadas del procés catalán ni el freno del gobierno del país a las inversiones en el extranjero detendrán la operación.

De este modo, el fondo Torreal de la familia Abelló (22,5%), la mexicana Televisa (19%) y el fundador Gerard Romy (12%) abandonarán Imagina –el nombre de la matriz del Grupo Mediapro--. Quedarán los también fundadores Jaume Roures y Tatxo Benet (12% cada uno) y el grupo de publicidad WPP (22,5%). El control, a pesar del capital asiático, restará en manos de los dos socios catalanes.

"Es una oportunidad", señalan los accionistas implicados en la venta de Mediapro

“Es una operación con mucho sentido, pues vemos que se le puede sacar mucho rendimiento a nuestra participación tras varios años en su estructura”, explican las mismas voces. A su vez, descartan que la salida obedezca a problemas en la empresa. “Es una oportunidad”, sentencian.

Los primeros en abalanzarse a la venta fueron los Abelló a los que siguieron desde el grupo mexicano Televisa. El último, señala El Mundo, fue Romy, algo que ha podido comprobar Economía Digital.

Mientras, la compañía siguie con los movimientos corporativos iniciados hace un año para ordenarse. Mediapro reduce el volumen de filiales después de años de crear sociedades para cada nuevo proyecto. Si en los últimos meses la matriz absorbió Mediapro Contenidos, Mediapro Audiovisual e Imagina International Sales, la semana pasada aspiró otras firmas como Over the Top Internet Television y Mediapro Producción.

"Teníamos una estructura muy característica", explica un portavoz del grupo. Sobre la venta, declina realizar comentarios.

Mediapro también está implicada en la venta de la sociedad que gestiona su sede

Sin embargo, Mediapro tiene otro frente abierto antes de la entrada de Orient Hontai Capital: la venta de la sociedad Mediacomplex, la filial que gestiona el edificio Imagina --sede del grupo-- participada en un 66% por la productora y en un 33% por el Ayuntamiento de Barcelona.

Al mercado por un precio de 60 millones de euros, el plazo para presentar ofertas está abierto hasta el 7 de noviembre. El comprador deberá mantener las condiciones de alquiler actuales y asumir una deuda de 2,9 millones de euros que Mediapro arrastra con el consistorio.

Además, el uso del inmueble deberá continuar bajo la actividad audiovisual o de tecnologías de la información hasta 2079, cuando terminará la concesión y volverá a manos municipales. "Con esta operación, el gobierno barcelonés quiere solucionar este desajuste que hemos encontrado en anteriores mandatos", señalan fuentes del Ayuntamiento.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad