Lara finiquita la aventura televisiva de Roures

stop

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Jaume Roures, máximo responsable de MediaPro

13 de diciembre de 2011 (19:40 CET)

La aventura televisiva de Jaume Roures, el propietario de Mediapro, llega a su fin. En las próximas horas se anunciará la absorción de La Sexta por Antena 3, controlada por el presidente del grupo Planeta, José Manuel Lara.

Las negociaciones para la fusión entre Antena 3 y la Sexta están prácticamente cerradas y se anunciará al mercado en las próximas horas. La televisión que controla el grupo Planeta ha planteado duras exigencias a su contraparte para cerrarlas definitivamente. La cadena de Lara ha limitado el peso de los accionistas de La Sexta en la empresa resultante a poco más del 10% del capital. Además, para alcanzar esa cuota plantea que la cadena que dirige José Miguel Contreras se integre en el grupo libre de deuda.

La difícil situación financiera que atraviesa La Sexta ha marcado el curso de las negociaciones, tanto por las grandes pérdidas acumuladas por la televisión de Roures como por los obstáculos que encuentra para obtener financiación.

En este contexto, la posición de la joven cadena creada, además de por el dueño de Mediapro, por Emilio Aragón y el grupo mejicano Televisa se ha ido debilitando según se ha ido prolongándos la negociación, iniciada hace dos años, según fuentes cercanas a esas conversaciones.

El precio del multiplex

La clave del acuerdo ha sido el precio de los cuatro canales que controla La Sexta y su marca. Antena 3 ha otorgado un escaso valor a esos activos, de tal modo que a los socios de La Sexta sólo les permitirían adquirir poco más del 10% de la sociedad resultante.

Al mismo tiempo, la cadena de Planeta quiere que La Sexta se integre dejando al margen su elevado endeudamiento por lo que Roures y sus socios deberían crear una sociedad vehículo que aglutine sus activos para integrarse con Antena 3 o bien articular la operación a través de la propia cadena pero dejando la deuda en otra sociedad.

Otro de los flecos de la operación es el futuro de los derechos del fútbol en abierto que posee esta cadena. Antena 3 siempre ha considerado poco rentable esta forma de explotar el deporte rey por lo que es probable que exija a la cadena que dirige Contreras que venda o deje fuera de la fusión sus derechos para televisar la liga.

La liga se venderá

Y es que las conversaciones para la fusión han transcurrido mientras el grupo multimedia de Roures, a través de su filial Mediapro, busca fórmulas para rentabilizar los costosos derechos del fútbol, tanto por canales gratuitos como por canales de pago, y afrontar los compromisos de pago periódicos a los clubes y la banca.

En definitiva, todo apunta a que La Sexta tiene poco margen de maniobra en este proceso. “La gestión de la cadena es de mero mantenimiento operativo, las decisiones se posponen y su situación puede considerar de límite”, añaden las fuentes citas.

Antena 3 persigue con este proyecto de fusión ganar tamaño para competir de tú a tú con el líder del sector en España, el grupo italiano Mediaset, propiedad del ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi. Con la incorporación de La Sexta, la cadena de Planeta se convertiría en líder por audiencia al incorporar canales que en conjunto suman una audiencia del 5% a sus cuotas de mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad