Las eléctricas no perdonarán un euro de la tarifa de la luz

stop

SUBASTA

Un recibo de la luz

25 de septiembre de 2012 (00:15 CET)

La batalla energética tendrá un nuevo capítulo este martes con la nueva subasta del precio de la electricidad para fijar la tarifa de la luz del próximo 1 de octubre. No es que se vaya a producir un altercado entre las compañías y el Gobierno ahora, pero sí se puede producir dentro de unos meses.

El precio de la electricidad prácticamente no se ha movido en los últimos tres meses desde que se produjera la subasta del pasado junio. Durante este tiempo incluso algunos parámetros indican que ha disminuido. Si finalmente, este martes la subasta se decantara con una leve caída, que es lo más probable, la revisión de la luz de octubre podría reflejar un mínimo descenso, pero habrá que esperar hasta el último momento.

Las empresas distribuidoras (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, HC Energía y E.On), como afirmó la Comisión Nacional de Energía (CNE), no tienen mano para poder enmascarar una subida del precio de la electricidad como le vienen acusando algunos protagonistas del mercado, “eso dependerá de los vendedores de energía”, dijo la CNE. Las compañías eléctricas han puesto sus barbas a remojar porque el Gobierno tiene previsto congelar los peajes, la mitad del recibo en la que se recogen los costes regulados del sistema.

Habrá demanda

El Ministerio de Industria puede volver a tener problemas judiciales con las empresas del sector siempre y cuando se supere el límite de 1.500 millones de euros que hay de déficit de tarifa para este año.

En el caso de que no se supere, las eléctricas no podrán actuar contra Industria pero, en cuanto lo rebase, el lío judicial está asegurado, según fuentes de las eléctricas. “Las compañías no están dispuestas a perdonar un euro”, dicen fuentes del sector. “No se pueden congelar los peajes e incurrir a la vez en déficit. Eso sucedió el año pasado y lo hemos visto reflejado en los recibos del pasado agosto”, aseguran las mismas fuentes.

Cuentas malabares

El Gobierno, a través de Industria, está haciendo malabares para que le cuadren las cuentas sobre el déficit de tarifa. El límite es 1.500 millones y hasta julio la cifra se ha disparado a 3.890 millones. ¿Cómo va a hacer el Gobierno para que cuadren las cuentas? La CNE cree que el déficit se quedará levemente por debajo, en 1.467 millones. El regulador cuenta con las refacturaciones del Supremo de agosto y el recorte de primas fotovoltaicas para que reduzcan este desajuste en los meses finales del año.

Pero la CNE no es una ciencia exacta. “Ellos a veces también se equivocan y estamos hablando de cifras muy pequeñas que pueden bailar en cualquier momento”, dicen fuentes del sector. Además, aseguran que el déficit de tarifa está incrementando mes tras mes.

Un 2013 duro

En el caso de que finalmente la tarifa de la luz no suba en octubre, sí lo hará durante el próximo año. Se espera que el precio de la electricidad aumente un 16% en el mercado mayorista en 2013. Esto sería un incremento del 8% en el recibo de la luz de los más de 20 millones de consumidores.

Si a este porcentaje se le suman los peajes que está congelando el Gobierno para octubre y posiblemente en enero, se podría dar la paradoja de ver de nuevo una refacturación como el pasado agosto. La tarifa de la luz podría incrementarse por encima del 10% en 2013 si se superan los 1.500 millones de déficit.

Efecto de la reforma

La reforma energética del Gobierno basada en impuestos a la generación repercutirá indirectamente en la tarifa ya que se espera que las compañías trasladen las tasas al precio final de la electricidad, según fuentes del mercado. Al final, como ya avanzó este medio en junio, los consumidores serán los que paguen el agujero del déficit de tarifa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad