Las grandes cadenas de distribución replantean su propuesta de convenio

stop

COMERCIO

24 de enero de 2013 (21:47 CET)

Los sindicatos de las grandes cadenas de distribución se han apuntado una victoria en la negociación del nuevo convenio estatal. El rechazo en bloque de todos los representantes de los trabajadores a la primera propuesta, alguno inaudito en el sector, ha propiciado que la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) anunciara este jueves que en seis días presentará otra propuesta.

“Aún hay tiempo para replantear la situación”, asegura en declaraciones a Economía Digital el secretario estatal de acción sindical de Fasga, José Luís Estévez. El objetivo inicial de la patronal, que representa a El Corte Inglés, Fnac, Ikea o Carrefour, era aplicar el nuevo convenio en febrero. No han renunciado a este objetivo, según fuentes cercanas a Anged, y los representantes de los trabajadores también ven factible cumplir con el calendario previsto. Todo dependerá de las condiciones laborales que pongan sobre la mesa el próximo miércoles.

Dos reuniones

De hecho, con el fin de avanzar lo máximo posible, los sindicalistas han solicitado reunirse los días 30 y 31 de enero. Tanto ellos como la patronal afirman que prefieren un convenio sectorial que tener que llegar a acuerdos propios en cada compañía, como prevé la reforma laboral.

Sea en el sentido que sea el documento que presente Anged, ambas partes reconocen que se tendrá que apostar por un marco laboral que compense la bajada generalizada de ventas en España. Aunque, a nivel general, los grupos de gran distribución estén en beneficios.

Protestas

La reunión de este jueves, la tercera que mantienen para conseguir el convenio estatal, ha coincidido con las movilizaciones convocadas por CCOO y UGT para rechazar la propuesta inicial de la patronal. Han tenido lugar en varias comunidades, como Catalunya o Castilla y León. 

Los grupos de gran distribución plantearon eliminar la paga extra de abril y prorratear la de octubre, incrementar en una semana el calendario laboral anual y recortar el salario base hasta el 5% según la evolución de las ventas, entre otros recortes. Todos los sindicatos, incluso los más próximos a las direcciones de los grupos, han rechazado la propuesta. Recuerdan que los salarios base suelen ser bajos y que se compensan con las comisiones. Y, en el entorno actual, afirman que no pueden renunciar a más poder adquisitivo.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad