Las grandes fortunas exprimen el caos político de España

stop

Para muestra, un botón: Merlin logra hasta marzo casi los mismos beneficios que en todo 2015. Y George Soros inyectará 231 millones más para potenciar su socimi

Los responsables de Merlin, en la salida a bolsa en junio de 2014

Madrid, 16 de mayo de 2016 (01:00 CET)

Como todos los sectores empresariales, el temor ante la imposibilidad de formar gobierno en España tras el 20D y la nueva convocatoria para el próximo 26J habían llenado de cautela a las sociedades de inversión inmobiliaria cotizadas (las socimis), que venían siendo las grandes beneficiadas por el incipiente crecimiento de la economía.

Pero, al menos de momento, esta incertidumbre no parece haber generado un retroceso en su negocio. Todo lo contrario.

Alta ocupación y buena rentabilidad

Las rentas por sus activos no solo no se han estancado, sino que su crecimiento está siendo vertiginoso, como consecuencia del aumento de sus carteras con nuevos activos y de que la ocupación de los inmuebles, con algunos altibajos, se mantiene entre el 85% y el 95%, y, además, ofreciendo rentabilidades medias en el entorno del 6%.

Salvo Axiare Patrimonio –la socimi que dirige Luis López de Herrera-Oria, que solo pudo aumentar los ingresos un 38% en el primer trimestre de 2016–, las otras tres sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria –Merlin, Hispania y Lar– duplicaban con creces las rentas obtenidas respecto al año anterior.

La preponderancia de Merlin

No obstante, desde un punto de vista cuantitativo, su aportación resulta muy dispar debido al papel preponderante que, desde el principio tuvo Merlin, la sociedad presidida por Ismael Clemente. Los 1.250 millones de euros de capital que captó en su salida a bolsa, en junio de 2014, fueron los mismos que, de forma conjunta, amasaron por entonces Hispania, Lar y Axiare.

Una ratio que, dos años después, se mantiene, e incluso, en algún caso, se incrementa, a la vista de los números presentados por estas sociedades al cierre del primer trimestre de 2016.

La sociedad dirigida por Clemente ganaba entre enero y marzo 45 millones de euros, prácticamente el doble de los apenas 25 millones logrados conjuntamente por Hispania, Lar y Axiare, y representan prácticamente las ganancias que logró en todo el ejercicio 2015.

Llegada de clientes solventes

Que la incertidumbre política no está haciendo mella en el negocio de las socimis lo demuestra el hecho de que la actividad comercializadora en alquileres sigue a buen ritmo, y con clientes solventes, como ha podido comprobar Merlin con la llegada de Amazon a una de sus oficinas en el paseo de la Castellana de Madrid o de Leroy Merlin al centro comercial Marineda, en La Coruña.

Nuevos contratos de espacios que, además, se están cerrando a buenos precios. En el caso de Axiare, los últimos alquileres firmados han alcanzado niveles un 9% por encima de las rentas de mercado, y las renegociaciones pactadas lo han hecho a un precio un 16% superior al que tenían las rentas previas.

Hispania multiplica sus beneficios por 18

Hispania, que tiene al inversor estadounidense Georges Soros como su principal accionista y que dirige Rafael Miranda, el crecimiento en este primer trimestre también ha sido llamativo.

Ingresaba 30 millones de euros frente a los tan solo 5 de un año antes, y sus beneficios se multiplicaban por 18. Los poco más de 600.000 euros obtenidos entre enero y marzo de 2015 a los 11 millones logrados en el primer trimestre de 2016.

Soros pone otros 37 millones

Pero, para seguir en esta senda de crecimiento no queda otra que seguir comprando activos. Por ello, ante la falta de fondos, Hispania se ha visto obligada a acudir a una ampliación de capital para meter en las arcas 231 millones de euros.

Soros, que ha manifestado su intención de acudir, aportará otros 37 millones en función del 16% del capital que atesora en Hispania. Es la segunda ampliación que la socimi lanza en el último año, tras la que llevó a cabo en abril de 2015 cuando levantó 337 millones de euros.

Lar también lograba duplicar ingresos y beneficios, gracias a una rentabilidad media de sus activos superior al 6%, que se eleva por encima del 7% en los activos logísticos. En los últimos doce meses, la firma presidida por José Luis del Valle ha pasado de gestionar activos por 358 millones de euros en marzo de 2015 a hacerlo, a hacerlo sobre casi 1.000 millones al cierre del primer trimestre de 2016.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad