Las 'kellys' de TVE ganan su batalla al ente público

stop

La televisión púbica acepta aumentar el presupuesto para limpieza que mantiene a las trabajadoras en condiciones de sobreexplotación

Un grupo de limpiadoras protesta frente a la sede de TVE en Madrid.

Madrid , 11 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

La limpiadoras de Televisión Española han vencido en su pulso con la televisión pública por las exigentes condiciones de trabajo a la que habían estado expuestas y que suponían que cada trabajadora estuviese encargada de limpiar casi 7.000 metros cuadrados al día, una tarea que, lógicamente, no podían cumplir.

Las trabajadoras, subcontratadas a través de la empresa Team Facility Service, que ganó el contrato a la baja en septiembre del año pasado, han logrado mejoras tras la huelga de fregonas. Con las protestas que visibilizaron sus precarias condiciones de trabajo, la televisión pública ha accedido a destinar más recursos para mejorar la situación laboral del eslabón más débil de TVE.

La corporación se ha comprometido a reincorporar trabajadoras trasladadas a otras empresas, anular las cartas de modificación de jornada y reforzar la plantilla que estaba destinada a media jornada, según han comunicado las trabajadoras afectadas a este medio.

Algunos consejeros de Televisión Española habían mostrado su preocupación por la situación laboral de las limpiadoras. Un grupo de apenas nueve personas estaba encargado de limpiar toda Torrespaña, un complejo de dos edificios con seis plantas cada uno.

La televisión ha prometido inyectar más dinero a la subcontrata con el propósito de aliviar la situación de extrema presión.

Recorte sobre recorte

Los lavabos, los pasillos y los despachos de Televisión Española están más sucios desde septiembre pasado, cuando se firmó el nuevo contrato de limpieza, según denuncian las propias trabajadoras del servicio, según explican los trabajadores.

Las propias limpiadoras reconocen el empeoramiento de la limpieza porque no dan abasto. Tras el vencimiento del contrato de Acciona y la entrada de la nueva subcontrata, la televisión pública ha pasado de contar con unos 80 trabajadores a menos de 60.

Televisión Española lleva más de 30 años de subcontratación de los servicios de limpieza, pese a que sus trabajadoras son las mismas, gane la empresa que gane. La obligatoriedad de transferir a la plantilla les había permitido conservar sus puestos de trabajo, hasta septiembre del año pasado, cuando un grupo de limpiadoras se fue al paro, entre ellas la propia presidenta del comité de empresa, Gemma Morote, sindicalista de Comisiones Obreras.

"Sólo la redacción de Informativos tiene como 150 puestos, con sus respectivas papeleras. En verano, apenas tres personas se encargaron de la limpieza de todo el recinto", explica Purificación Marín, representante de Somos Sindicalistas en el comité de empresa de Limpieza de Televisión Española.

El conflicto por los recortes a las subcontratas se ha extendido en casi todas las áreas de la empresa pública, según explican desde Somos Sindicalistas. TVE contaba con una plantilla de auxiliares que hacían trabajos de conserjes, pero que fueron sustituidos por trabajadores de la ONCE que ahora reciben la mitad del salario de sus compañeros anteriores, según explican los trabajadores.

El personal de mantenimiento también ha sufrido recortes de plantilla tras la finalización del contrato de la empresa Intra, que fue sustituida por Concentra. La empresa pública ha suprimido un equipo de bomberos que había sido designado para evitar posibles emergencias (hace un par de años, intervinieron en un incendio tras la explosión de un foco en uno de los techos). Lo mismo ha pasado con la ambulancia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad