La Guardia Civil halla carne caducada hace cinco años en la trama del jamón. En la imagen, un agente de la Guardia Civil inspecciona jamones decomisados.

Las primeras empresas y marcas implicadas en la trama del jamón caducado

stop

Estas son las primeras empresas y marcas comerciales que figuran en la investigación judicial de las carnes en mal estado vendidas como frescas

David Placer

Economía Digital

La Guardia Civil halla carne caducada hace cinco años en la trama del jamón. En la imagen, un agente de la Guardia Civil inspecciona jamones decomisados.

Madrid, 21 de junio de 2018 (21:28 CET)

El escándalo por la trama del jamón caducado y putrefacto que se vendía como fresco, y destapado esta semana por Economía Digital, ha conmocionado a la industria carnicera y charcutera de España. La investigación judicial se centra ahora en una trama empresarial que recibía los alimentos caducados y en mal estado en naves clandestinas en Cáceres, Badajoz y Valencia para venderlos a los comedores de las cárceles.

Pero puede ser sólo el inicio de una investigación que persigue uno de los mayores fraudes alimentarios en España. La fiscalía aprecia un posible delito contra la salud pública y ahora investiga si la presunta red delictiva, que llevó los jamones a las cárceles, también colocó productos en los supermercados.

Hasta ahora, el juzgado de Fregenal de la Sierra, en Badajoz, ha imputado a una decena de responsables y trabajadores de cuatro empresas investigadas. Pero se espera que la lista crezca. El sumario está repleto de marcas comerciales y empresas comercializadoras de jamón. Estas son algunas de ellas, pero seguramente habrá muchas más.  

Imputadas

VALLE DE LOS VALFRÍOS. Es una de las sociedades que podría funcionar como eje central de las operaciones de reciclaje de jamón y otros productos cárnicos. Las naves de la empresa tenían mercancía en pésimo estado: jamones comidos por ratones, salchichones con moho y carne fresca con coqueras (infectada por larvas de moscas). La compañía tiene como administrador único a Francisco Cordero Gamero y triplicó su facturación en el 2016 al pasar de 2,7 millones de euros hasta los 9,4 millones.

CASH LA TEMPORADA. Se trata de una sociedad radicada en Extremadura, del sector porcino y también relacionada con Valle de los Valfríos. La empresa tiene permiso sanitario para el tratamiento de productos alimentarios, algo que habrían aprovechado desde la empresa anterior para hacer la manipulación de los alimentos.

Valle de los Valfríos podría ser una de las sociedades centrales de las operaciones de reciclaje de jamón

PESCADOS SARYMAR. Las naves de la trama estaban tan colapsadas por la gran cantidad de mercancía almacenada y que era reetiquetada que tuvo que alquilar otras naves. Una de ellas está relacionada con esta empresa. El responsable ha asegurado a Extremadura TV que sólo alquilaba los equipos de refrigeración pero ha negado tener relación con la mercancía.

PORKYTRANSLa empresa con sede central en Murcia está siendo investigada por distribuir la mercancía adulterada. Es decir, por vender las carnes modificadas con fecha de caducidad posterior a la real. Se presume que vendía la mercancía a las cárceles.

El responsable de la empresa, Andrés Narváez, ha explicado a este diario que todo es un error de los investigadores. Narváez asegura que no tiene ninguna vinculación con la trama. “No nos relacionamos nunca con chapuceros, no compramos mercancía de último precio, taradas o con fechas cortas”, explica.

No imputadas hasta ahora

COMAPAEl jamón de Comapa, el mayor proveedor de productos ibéricos en España, ha sido hallado en las naves inspeccionadas tanto en Extremadura como en Valencia. La compañía tuvo una facturación de 250 millones de euros en 2015, el último año en el que publicó los resultados en el Registro Mercantil.

Los responsables de Comapa han sido interrogados por la Guardia Civil, tal como han reconocido los responsables de la empresa a este diario. Pero la compañía ha negado tener ningún tipo de relación con las empresas inspeccionadas, aunque el sumario judicial contiene datos que apuntan en dirección contraria.

El jamón de Comapa ha sido hallado en las naves inspeccionadas tanto en Extremadura como en Valencia.

ORO DE GRANADA Y TREVEDUL. Son marcas y empresas del grupo Comapa. Parte de la mercancía decomisada procedía de estas dos marcas.

VITALINNAHa sido una de las empresas inspeccionadas por los servicios de Sanidad de la Comunidad Valenciana, que decretaron un alerta sanitaria por haber encontrado jamones caducados. La empresa acudirá este lunes a los tribunales para negar las acusaciones de los inspectores sanitarios y de la Guardia Civil, según ha explicado su abogado a este medio.

JAMONES NICOLAU. Es otra de las empresas investigadas en Valencia y relacionada con Vitalinna. Este diario ha contactado con las oficinas de la compañía pero no ha obtenido respuesta de sus responsables.

Afectadas

FAMILY CASH. La cadena de supermercados vende productos de Vitalinna, una de las compañías afectadas por los decomisos de mercancía.

SUPERMERCADOS SPAR Y LECLERC. Parte de la mercancía decomisada procede de estas cadenas de supermercados. Leclerc ha aclarado que no tenía noticias de que sus productos estuviesen en las naves inspeccionadas, pero asegura que nunca ha tenido ningún tipo de relación con la trama.

La cadena francesa explica que cumple escrupulosamente con lo establecido en la ley con el producto caducado. Trs días antes de su caducidad, retira el producto de la venta. Parte de esa mercancía se destruye en sus propios supermercados con una máquina. El resto, es recogido por proveedores, que están encargados de enviarlos a centros especializados.

Family Cash vende productos de Vitalinna, una de las compañías afectadas por los decomisos

La investigación no implica a esta cadena en la trama, pero se desconoce qué proveedores o distribuidores hicieron el desvío de productos a las naves que almacenaban el producto en mal estado.  

La cadena Spar no ha contestado a las preguntas formuladas por este diario en relación con la trama empresarial.

NOEL​. Parte de la mercancía decomisada en las naves inspeccionadas eran marca Noel. La empresa catalana asegura que no ha tenido noticias de que su producto se encontraba en esas instalaciones y niega cualquier vinculación con la trama.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad