Los antiguos dueños de Jabones Camp deben 5,9 millones a Hacienda

stop

Los hermanos Camp Puigdomenech vendieron en 1989 su empresa a la alemana Benckiser por 32.000 millones de pesetas

El famoso jabón Elena que fabricaba Jabones Camp. / Todocolección

en Barcelona, 23 de diciembre de 2015 (19:09 CET)

En 1989, los hermanos José, Juan, Alberto Camp Puigdomenech protagonizaron un pelotazo empresarial digno de mención. Vendieron su empresa de detergentes, Jabones Camp, erradicada en Granollers a la multinacional alemana Benckiser, fabricante de Calgon y Woolite, por 32.000 millones de pesetas.

La jugada les salió redonda porque la transmisión se realizó como una venta de derechos de suscripción, que entonces estaba exenta de impuestos y los hermanos Camp no pagaron ni un euro al fisco por su exitosa operación.

Sin embargo, ahora, 25 años después, dos de los hermanos, Alberto y José aparecen en la lista de morosos que ha hecho pública el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Alberto Camp Puigdomenech le debe al erario público 1,1 millones de euros y José adeuda a las arcas públicas la friolera de 4,8 millones más.     

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad