Los diez prejubilados millonarios de la banca

stop

Ron se une a la lista que encabeza Ángel Corcóstegui, ex consejero delegado del Santander, que se llevó más de 100 millones de euros

Alfredo Sáenz, ex consejero delegado de Banco Santander / EFE

Barcelona, 01 de diciembre de 2016 (17:45 CET)

Ángel Ron ha sido defenestrado este jueves como presidente de Banco Popular. Se irá del banco con una indemnización de 8,18 millones de euros, muy superior a la media española: en los despidos procedentes, se pagan 20 días por año, hasta un máximo de 12 mensualidades. En los improcedentes, 33 días, con un máximo de 24 mensualidades.  

Los ocho millones multiplican por cinco su sueldo de 2015, que fue de 1,47 millones. De haber percibido los 20 días por año, se hubiera ido con menos de un millón; con 33 días, habría cobrado 1,6 millones. Su generosa indemnización coloca a Ron en el selecto grupo de ex banqueros millonarios, una lista que encabezan dos ex consejeros delegados del Santander.

1. Ángel Corcóstegui (Santander): 108 millones

Hace casi 15 años que dejó el puesto, pero sigue siendo el mejor pagado: Ángel Corcóstegui se llevó 108 millones de euros, entre indemnización y pensión. Corcóstegui fue consejero delegado del Santander entre 1999 y 2002, tras la fusión con el Central Hispano, entidad de la que procedía. De hecho, dirigía el Central Hispano desde 1994.

Dividiendo la indemnización de Corcóstegui por los ocho años de consejero delegado, se fue con 13,5 millones por año en el cargo.    

2. Alfredo Sáenz (Santander) 88 millones

Quien fuera durante años el consejero delegado mejor pagado del IBEX, también se fue con una indemnización millonaria, a pesar de los casos judiciales abiertos contra él. Alfredo Sáenz cobró 88 millones tras 11 años como número dos de Emilio Botín, ocho millones por año. Anteriormente, entre 1993 y 2002, fue presidente de Banesto.  

3. José Ignacio Goirigolzarri (BBVA) 69 millones

El actual presidente de Bankia fue consejero delegado de BBVA entre 2001 y 2009. Goirigolzarri salió del banco con una pensión pactada de 69 millones, 8,6 por cada año a los mandos de la entidad.  

4. Francisco Luzón (Santander) 56 millones

Luzón fue el hombre de Botín en Latinoamérica entre 1999 y 2012, ocupando los cargos de presidente y consejero delegado del banco en la región. Tras postularse para suceder a Alfredo Sáenz, fue despedido con una indemnización de 56 millones. 4,3 millones por año.  

5. Ángel Cano (BBVA) 45 millones

Cano sustituyó a Goirigolzarri cono consejero delegado de BBVA en 2009, pero sólo duró seis años. Francisco González prescindió de él pagándole 45 millones, 7,5 millones por año.  

6. José María Amusátegui (Santander) 44 millones

Amusátegui era presidente del Banco Central Hispano desde 1990 cuando, en 1999, se fusionó con el Santander. Aguantó dos años más como copresidente del nuevo BSCH, pero las luchas con Botín terminaron por provocar su cese en 2001. Su finiquito: 44 millones, 4 millones por año.  

7. Javier Marín (Santander) 19 millones.

Presidente de Banif desde 2001, y encargado de banca privada del Santander, Botín le eligió en 2013 para suceder a Sáenz. Pero el cargo de consejero delegado sólo le duró un año. En 2014, Patricia Botín le echa con una indemnización de 19 millones.  

8. Juan María Nin (Caixabank) 15 millones

Cuando Isidro Fainé accedió a la presidencia de La Caixa, en 2007, fichó a Juan María Nin como director general. El idilio terminó en 2014, cuando fue despedido con una indemnización de 15 millones de euros, 2,1 millones por año.

9. Ángel Ron (Popular) 8 millones  

Ron deja el Popular tras 12 años como presidente, con 8,18 millones de euros. Es decir, 670.000 euros por año. No será de los mejor indemnizados, pero no puede obviarse que, mientras la mayoría fueron despedidos cuando sus banco crecían, a Ron se lo quitan de en medio los accionistas para reflotar al Popular.  

10. Francisco Gómez (Popular) 5,7 millones  

Primera víctima de la crisis del Popular… o víctima de Ángel Ron, para intentar salvarse. Francisco Gómez fue cesado en verano, tras tres años como consejero delegado del banco. Su indemnización es de 5,7 millones, 1,9 millones por año.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad