Los propietarios de Iberia dicen que la independencia de Escocia sería positiva

stop

El consejero delegado de IAG asegura que “no está preocupado porque pase lo que pase, será positivo”

Imagen aérea de un avión de Iberia

28 de febrero de 2014 (18:57 CET)

El grupo propietario de Iberia, Vueling y British Airways ha sido la primera gran empresa en asegurar que la independencia de Escocia sería positiva. Este viernes, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha asegurado que no está preocupado por el resultado del referendo del próximo 18 de septiembre.

“Pase lo que pase, será positivo”, ha explicado el primer ejecutivo del holding a la BBC. Uno de los argumentos de IAG es que “pensamos que una Escocia independiente abolirá el air passanger duty”. Se trata de un impuesto especial que pagan las aerolíneas al Reino Unido. Walsh aseguró, meses atrás, que Vueling mantendrá la central en Barcelona aunque gane el sí en Catalunya.

Estos comentarios se producen después de que otras corporaciones mostraran sus reservas sobre una posible separación de Escocia. La aseguradora Standard Life reconoció este jueves que “esta estudiando” desplazar a los 5.000 empleados que trabajan en la región a otros puntos del Reino Unido.

Posiciones discretas

El banco RBS, por su parte, ha indicado en su informe anual que la independencia sería “un factor de riesgo” para su negocio. Además asegura que el sí en el referendo de septiembre tendría un fuerte impacto en la calificación que recibe Escocia por parte de las agencias de rating.

Hasta ahora, las empresas británicas han sido reacias, como en Catalunya, a explicar su posición sobre el proceso soberanista. Hasta la fecha, las encuestas señalaban la victoria del no, pero los último sondeos muestran un crecimiento del sí a que Escocia deje de formar parte del Reino Unido.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad