Marcolin y Balenciaga se unen para hacer gafas exclusivas

stop

La empresa italiana se encargará de la producción y la distribución de la línea óptica de la compañía francesa

Uno de los diseños que demuestran la maestría de Balenciaga con el patronaje

02 de febrero de 2012 (17:38 CET)

Dos de los sellos más relevantes del sector del lujo, Balenciaga y Marcolin, han firmado un contrato de licencia de 10 años de duración. La empresa óptica italiana se ocupará del diseño, la producción y la distribución de gafas de sol y graduadas de la reputada casa de moda francesa.

La firma italiana Marcolin es una de las compañías de gafas más conocidas del mundo, tiene contratos que incluyen a firmas como Diesel, DSquared2, John Galliano, Montblanc, Swarovski, Tom Ford y Tod's, entre muchas otras. Además, la empresa cotiza en la Bolsa de Milán.

El 40% de Marcolin pertenece a los hermanos multimillonarios Diego y Andrea Della Valle, que a su vez, son dueños de la reconocida casa de zapatos y complementos de piel Tod's. Asímismo, cuentan con participaciones de control en Saks Fifth Avenue, las galerías de moda neoyorquinas.

La marca francesa fue fundada en 1919 por Cristobal Balenciaga, que se estableció en París en 1936. En la actualidad la firma pertenece al conglomerado de lujo PPR (Pinault Printemps Redoute), propiedad del rico francés François-Henri Pinault. Desde 1997 es Nicolas Ghesquière quien diseña las colecciones de moda de la compañía.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad