Mas-Colell da casi por perdido BCN World

stop

Ocio

Artur Mas y Andreu Mas-Colell / EFE

en Barcelona, 15 de julio de 2015 (18:03 CET)

Desde la salida de Veremonte de BCN World, el proyecto del macrocomplejo de ocio y juego en Vila-Seca y Salou (Tarragona) estaba en vilo, aunque el Govern de la Generalitat no lo admitía. Este miércoles sí lo ha hecho, por fin, el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, y ya lo da casi por perdido: "O hay una inversión muy importante o no habrá nada", ha soltado en la comisión de Economía del Parlament.

Ha sido Hortènsia Grau, diputada de ICV-EUiA, quien ha abierto la caja de los truenos al mostrar su sospecha de que todo el proyecto quede en nada y que la ley que se creó expresamente para construirlo sólo sirva para que el casino de Tarragona se traslade a los terrenos del Centro Recreativo y Turístico (CRT) de BCN World y se beneficie de una rebaja fiscal.

"Al final tendremos un hotelito, un casino y cuatro tiendas, y habrá una operación de especulación urbanística sobre unos terrenos que La Caixa tenía y que difícilmente podía colocar en el mercado", ha asegurado Grau. Mas-Colell ha reaccionado con contundencia para negar que se convierta en algo de poca monta: "O hay una inversión muy considerable o no hay proyecto. Esto no consistirá en cambiar un casino para ponerlo en otro lado". 

Defensa de Veremonte

El conseller de Economía ha defendido al grupo Veremonte y a su cabeza visible, el controvertido empresario valenciano Enrique Bañuelos, quién según Mas-Colell "jugó un papel importante en el inicio del proyecto". Su salida, que dio más protagonismo a la Generalitat, ha sido valorada positivamente por el conseller, ya que el Govern podrá seguir "más de cerca" que el proyecto se realiza con garantías.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad