Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset. EFE

Mediaset lidera las multas a las 'teles' (pero le sale muy a cuenta)

stop

Mediaset ha recibido multas de la CNMC por valor de 6,19 millones de euros, pero equiparadas a sus ingresos son un leve rasguño

Barcelona, 04 de marzo de 2019 (04:55 CET)

Las sanciones de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) acostumbran a ser temidas por los operadores de telefonía y comunicaciones. A Mediaset, el grupo de televisión líder en audiencia en España, le sucede todo lo contrario. El propietario de Telecinco también encabeza las sanciones del regulador: ha recibido 26 multas desde que se creó el organismo que preside actualmente José María Marín Quemada.

El valor de todas las sanciones analizadas equivalen a 6,19 millones de euros, aproximadamente un 54,6% más que lo que suman las multas recibidas por su principal competidor, Atresmedia. No obstante, si se equipara el monto de sanciones a todo lo facturado durante el mismo periodo, a Mediaset estas infracciones no le han costado más que el 0,1% de sus ingresos. 

Las sanciones analizadas son en su mayoría incumplimientos en las directrices en publicidad. Algunas de ellas son por exceso de interrupciones publicitarias, otras por emisión de publicidad encubierta y otras por sobrepasarse en el tiempo de publicidad, en el que el límite de mensajes publicitarios y de televenta es de 12 minutos por hora natural.

El importe de las sanciones oscila entre los 20.000 y el medio millón de euros, si bien las cadenas apercibidas han sido tanto las principales, Cuatro y Telecinco, como sus temáticas, como Energy. Entre las 26 sanciones recibidas desde 2014 también aparecen por contenido inadecuado en publicidad, como la interpuesta en marzo de 2016 por anunciar bebidas alcohólicas en horario protegido. El importe de esta multa ascendió a algo más de 653.000 euros.

¿Pocas multas por contenido?

Precisamente sobre el contenido inadecuado, fuentes consultadas de la industria televisiva destacan que existe una disparidad entre las multas recibidas por publicidad y las recibidas por contenido en sus series y programas. “Llama la atención que, por ejemplo, Telecinco, que ha sido señalado en múltiples ocasiones por emitir programación inadecuada en horarios altamente protegidos, haya recibido pocas sanciones por el mismo motivo en su programación”, explican. 

La más significativa que ha recibido Mediaset fue precisamente la última, en 2018, por más de un millón de euros, récord en lo que a cuantía se refiere (la más alta recibida por su competidor Atresmedia, en 2016, ascendió a más de 484.000 euros). Fue multada con 1.094.006 euros y 207.302 euros por dos expedientes debido a la emisión de contenidos audiovisuales inadecuados para los menores durante el programa Sálvame.

Sanción por contenido a Mediaset. CNMC

Sanción por contenido a Mediaset. CNMC

No es la primera vez que el programa que monopoliza la tarde de Telecinco —lleva nueve años en antena— se ve en apuros por los avisos de Competencia. Ya en 2014 se vio obligado a partir el programa en dos (Sálvame Naranja y Sálvame Limón), con el objetivo de adaptar sus contenidos a la franja horaria que ocupa. 

La cadena emite desde entonces un tramo del programa, que dura cuatro horas en total, más ácido (Sálvame Limón) de 16 a 17.00 horas, mientras los niños están en la escuela, y a continuación Sálvame Naranja, de 17 a 20.00 horas , donde los contenidos se suavizan para adaptarse al horario de protección reforzada.

Sanciones en estudio… y archivadas

El número de sanciones podría aumentar en los próximos meses. El organismo presidido por José María Marín Quemada anunció en noviembre que estaba “estudiando en profundidad los distintos programas de Telecinco en los que se emite el programa Gran Hermano VIP". El motivo de la sanción, según se explicó, fue "la entrada masiva de reclamaciones por la inclusión de contenidos de incitación al odio por razón de género, nacionalidad, discapacidad o religión”.

La investigación trataba de esclarecer si la cadena de Fuencarral infringió el artículo 57.1 de la Ley General de Comunicación Audiovisual (LGCA), que establece multas de entre 500.000 euros hasta un millón de euros para los servicios de comunicación audiovisual televisiva —  supuesto que afectaría a la cadena — y de entre 100.001 a 200.000 para los radiofónicos.

Pero lo cierto es que, pese a que la CNMC ha recibido denuncias por parte de diferentes colectivos, muchas han terminado archivadas. A finales de 2017 archivó una denuncia de SOS Racismo contra el programa Gran Hermano Revolution. Sucedió lo mismo en 2015, cuando archivó las reclamaciones de la Federación de Asociaciones de Mujeres Gitanas de Andalucía (FAKALI), que se quejó sobre el contenido emitido por los programas Gipsy Kings y la ficción Anclados, emitidos en Cuatro y Telecinco, respectivamente.

No han sido las únicas denuncias archivadas. La Asociación de Usuarios de la Comunicación (AUC) también vio cómo sus protestas contra Sálvame en 2016 cayeron en saco roto, al igual que la denuncia contra el programa Cámbiame, que fue señalado por apología del incesto. En este último caso, como también sucedió en algunos de los mencionados, la CNMC resolvió en favor de Mediaset al "no encontrar elementos de juicio suficientes que justifiquen el inicio de un procedimiento sancionador".

Hemeroteca

Mediaset Atresmedia
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad