Mercadona desactiva otro fraude. En la imagen, Juan Roig, presidente de la cadena de supermercados.

Mercadona desactiva otro fraude: dónde está el truco y cómo evitarlo

stop

Mercadona advierte a sus clientes que están recibiendo un correo electrónico sobre un presunto concurso o regalo que en realidad no existe

Barcelona, 07 de julio de 2019 (17:49 CET)

Mercadona es la cadena de supermercados líder en España, lo que atrae a los clientes: uno de cada cuatro compra en sus establecimientos gracias a su amplia gama de productos Hacendado y otras marcas propias como a sus precios competitivos. Pero también atrae a los delincuentes. Mercadona ha detectado otro fraude que intenta aprovecharse de su tirón y ha lanzado una advertencia a sus clientes.

Algunos clientes de Mercadona están recibiendo un correo electrónico en los últimos días, supuestamente de los supermercados de Juan Roig, en el que se les proclama ganadores de un concurso. Antes de recibir el premio, que no se especifica, en 48 horas, hay que responder unas preguntas. En ellas se pide datos personales y bancarios.

Un cliente de la cadena valenciana preguntó a la compañía por Twitter si el sorteo del que se le avisaba en un mail era real o un engaño. Mercadona le respondió que se trataba de un fraude y le puso sobre aviso: “En Mercadona no organizamos ningún tipo de promoción y/o sorteo, ni regalamos vales de compra. Se está usando nuestra marca e imagen sin nuestra autorización”.

La empresa agradeció la información al tuitero y le aseguró que estaba trabajando para combatir este tipo de fraudes. A continuación, le dio una serie de consejos para que no picara en engaños de esta índole, como no dar datos personales ni bancarios sin informarse previamente de la veracidad de la promoción en cuestión, y todavía menos por correo electrónico.

“Te recomendamos que no facilites tus datos bancarios y/o de tarjeta bancaria, ni ningún otro dato personal, ni realices ningún pago”, le respondió Mercadona mediante un tuit, y le dio un teléfono y una dirección web a la que dirigirse si le quedaba alguna duda.

De Mercadona a los bancos: ¿cómo detectar los fraudes?

Este tipo de intentos de fraude son habituales y afectan también a otros sectores, como los bancos, con el denominado phishing. Hay maneras de detectarlo pero si pillan al usuario desprevenido, pueden hacerle un agujero en su cuenta corriente y luego es muy difícil recuperar el dinero, pues es muy complicado saber quién está detrás.

Pero como decíamos, hay maneras de detectar estos fraudes. Para empezar, una empresa de la que somos clientes, si solemos operar con ella, ya tiene nuestros datos, no necesita que se los volvamos a enviar por email ni por ningún otro canal. Si nos los piden y tenemos dudas, lo que debemos hacer es llamar al teléfono que solemos utilizar o bien personarnos en la oficina.

En el caso concreto de Mercadona, solo hay que conocer un poco el modelo de negocio para darse cuenta de que hay gato encerrado. La cadena de supermercados líder en España no usa tarjeta de fidelización ni vales ni concursos. Su modelo se basa en ofrecer siempre el precio más barato posible.

Por tanto, si no hay concursos, no hay ganadores. Además, al no tener tarjeta de fidelización, probablemente nunca le habremos dado ni nuestro nombre ni nuestro correo electrónico. Así que si recibimos el mail, debemos sospechar de inmediato. Si encima nos piden datos bancarios, cuando la compra se paga en el súper, todavía más.

Para los clientes que usen la compra online —en Valencia, Madrid y Barcelona, las ciudades donde ya funciona—, Mercadona ya tiene nuestros datos y no necesita que se los recordemos por correo electrónico o por teléfono. Pero sobre todo no debemos olvidar de que no sortean regalos. Por tanto, lo mejor es denunciar.

Ante estos casos, aunque solo sea una sospecha, también podemos ponernos en contacto con la policía. Incluso por Twitter, donde la cuenta de la Policía Nacional es muy activa y suele responder a los ciudadanos que le transmiten dudas o sospechas.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad